Portada | Actualidad | Este domingo dormimos más por el cambio de hora

Este domingo dormimos más por el cambio de hora

La noche del sábado 27 al domingo 28 de octubre dormimos (o estamos de fiesta) una hora más. Sí, sí, habéis leído bien. Ha llegado esa época del año en la que tenemos que acordarnos cómo se cambiaba la hora del microondas, ya que los móviles y ordenadores lo hacen por su cuenta.

Así, en la madrugada del sábado al último domingo de octubre, se atrasará una hora el reloj, por lo que a las 02:00 am será la 01:00 am, lo que nos permitirá aprovechar una hora más en el día que ya ha sido bautizado como National Sleep-In Day, algo así como el ‘Día nacional de quedarse en casa durmiendo’.

Como el ritual de cambio de hora se hace dos veces al año -se adelanta una hora en marzo y se atrasa una hora en octubre-, en el Reino Unido existe una frase para acordarse de si toca adelantar o atrasar el reloj: spring forward, fall back.

¿Por qué se atrasa y adelanta el reloj?

En 1907 un hombre llamado William Willett introdujo la idea del British Summer Time, también conocida como Daylight Saving Time para prevenir que la gente perdiera horas de luz durante las mañanas del verano. Con esta idea publicó un panfleto llamado The Waste of Daylight (La pérdida de las horas de luz), en el que animaba a la gente a irse a la cama antes cambiando los relojes de todo el país 80 minutos hacia delante en abril y atrasándolos de nuevo en septiembre.

Sin embargo, fue durante la Primera Guerra Mundial cuando debido a la necesidad de ahorrar energía se implantó el cambio de hora para aumentar la productividad, creyendo que se mejoraría el trabajo en las factorías y se reduciría la cantidad de carbón usado para iluminar. Así el cambio horario en los países europeos, en realidad, comenzó con la contienda.

¿Qué se consigue con el cambio de hora?

Al atrasar una hora el reloj este domingo amanecerá y anochecerá antes, lo que ayuda a aprovechar mejor las horas de luz disponibles. Es por ello que la razón principal que siempre se defiende al hablar del cambio de horario es el ahorro energético.

Aquellos que apoyan este cambio de hora afirman que ayuda a reducir el consumo doméstico de energía, reduce el crimen, el número de accidentes, es bueno para los negocios y anima a la gente a salir más a la calle para aprovechar las horas de luz, lo que afecta positivamente a la salud.

¿Es beneficioso en realidad?

Aquellos que están en contra del cambio aseguran que no hay evidencias claras de que se ahorre realmente energía, ya que los estudios al respecto son contradictorios e incompletos. Incluso desde la Comisión Europea reconocen que el ahorro conseguido por retrasar una hora las agujas del reloj es relativamente pequeño.

Además, los detractores del cambio apoyan la idea de que existen potenciales riesgos para la salud y que las mañanas más oscuras son peligrosas para los niños que andan para ir al colegio.

¿Cuántas horas de luz hay en Reino Unido?

El Reino Unido cuenta con una media de 7 horas y 40 minutos de luz en el solsticio de invierno de diciembre, mientras que el máximo de luz lo alcanza en el solsticio de verano en junio con 16 horas y 50 minutos de luz.

¿Qué países adoptan estas medidas?

En el mundo son más de 70 países los que adoptan el cambio de hora todos los años, entre ellos los europeos: España, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Noruega.

Pero no todos los países europeos lo hacen, países como Rusia, Georgia, Islandia, Armenia o Bielorrusia han dejado de hacerlo, mientras que otros en el resto del mundo como Venezuela, Mali o Nigeria nunca lo han llevado a cabo.

La Reina también cambia sus relojes

Este fin de semana se estima que los trabajadores de la Reina de Inglaterra gastarán unas 50 horas ajustando la hora a los 1000 relojes que se encuentran en las residencias de Isabel II, por lo que empezarán con la tarea el sábado por la mañana para asegurarse de que el domingo estén en la hora correcta.

Esto se debe a que hay unos 379 relojes en el Castillo de Windsor, 500 en el Palacio de Buckingham y 80 en el de Holyroodhouse en Edinburgo, entre otros.

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio