Eva Yerbabuena ‘Emocionalmente creo que el flamenco es uno de los lenguajes con más fuerza que hay’

«Un medio de lenguaje, de reflexión, de realización, de creación… Un complemento vital». Todo esto es lo que engloba para Eva María Garrido (Frankfurt, 1970) el baile. Este nombre puede para muchos pasar algo desapercibido; no obstante, las cosas cambian si la mencionamos por su nombre artístico, Eva Yerbabuena. Esta bailaora de flamenco nació en Alemania, pero con quince días sus padres decidieron llevarla a Granada, donde con tan solo doce años ya comenzó a dar sus primeros pasos en el terreno de la danza.

A partir de ese momento todo han sido éxitos en la carrera profesional de la bailaora.En 1998 funda Ballet Flamenco Eva Yerbabuena, su propia compañía, siendo uno de sus objetivos «saber a nivel coreográfico y a nivel creativo hasta dónde se puede llegar». El próximo 15 de marzo aterrizará en Londres con motivo del Flamenco Festival London, que tendrá lugar en el teatro Sadler’s Wells del 15 al 27 de marzo. Aquí presentará al mundo su nuevo espectáculo ¡Ay!, con el que promete volver a llenar los teatros más representativos de todo el mundo. No es su primera actuación en la capital británica: «Siempre que he venido me he encontrado con gente que admira el flamenco, que lo respeta y que tiene ganas de compartirlo. Eso es lo que quiero volver a encontrarme».

Pese a que empezaste a bailar con 12 años, cursaste estudios de Arte Dramático. ¿Qué ha aportado esto a tu estilo de bailar?

Los estudios de arte dramático me han ayudado a crecer a la hora de expresarme. De alguna manera, he ampliado mis conocimientos en lo referente a la forma de interpretar o cómo hay que utilizar una escena. Tener estos estudios es una forma de enriquecerme y de aportar nuevos lenguajes a mi forma de bailar.

Has estado de gira por Estados Unidos, Asia, Oceanía… Incluso tu show Eva fue el primer espectáculo de flamenco en pisar la Ópera de Sydney. ¿En qué lugar se vive más intensamente el flamenco?

No hay un lugar donde el flamenco se viva de forma más o menos intensa. Yo creo que, sobre todo, depende del intérprete. En este caso, yo tengo muy claro que no por estar en un sitio u otro le voy a dar más o menos importancia a mi trabajo, porque cuando uno se sube al escenario, se sube siempre a dar el cien por cien y a que el público trate de sentir, no de que entienda. Te olvidas de si entiende o no, entonces da igual dónde estés. Siempre los teatros han estado llenos, a rebosar, y el público ha disfrutado. Incluso ha habido gente que tenía miedo de ir al espectáculo por no entenderlo, pero que al final se han hecho adictos al flamenco.

¿Qué es lo que tiene el flamenco que causa tanta sensación por todo el mundo? ¿Cuál es lafórmula secreta?

Creo que el flamenco es una forma de lenguaje que nos identifica: identifica una cultura, una forma de ser, unas costumbres y creo que es un arte muy, muy, muy directo, de los más directos que yo conozco, y tiene una habilidad y una forma especial de hacer sentir a la gente. Es un lenguaje directo que tiene magia: la música en directo. Además, si hay baile, al público se le hace más fácil digerirlo. Es algo apabullante que no sabría explicar. Emocionalmente creo que es uno de los lenguajes con más fuerza que hay.

En 1998 fundas tu propia compañía, ¿qué te impulsa a llevar a cabo tal decisión?

Lo que me impulsa es, sobre todo, cuestión de organización y de hacer las cosas lo mejor posible; poder llegar a conocer a mis compañeros y que mis compañeros me conocieran también a mí. Es muy difícil crear y montar un espectáculo cuando cada día trabajas con un artista diferente, por eso, nosotros lo que buscábamos era tener una compañía en la que pudiéramos tener el máximo tiempo posible y la misma gente para poder trabajar. Eso por una parte; por la parte artística para mí era importante saber a nivel coreográfico y a nivel creativo hasta dónde se puede llegar.

La bailaora Eva Yerbabuena, acompañada de su compañía Ballet Flamenco Eva Yerbabuena, presentará el próximo 15 de marzo su nuevo espectáculo ¡Ay!.

¿Qué ventajas y desventajas acarrea tener tu propia compañía?

Una de las ventajas es el enriquecimiento de todos los artistas que pasan por ella. Puedes llegar a conocerlos mejor, tienes más confianza con ellos… Por otro lado, es una responsabilidad también, por supuesto, porque si están contigo, tienes que darles trabajo, cuidarlos… Con tu propia compañía te acuestas y te levantas con más carga de trabajo en la creación de cada espectáculo. Otra ventaja también es que hago lo que quiero: si quiero montar un espectáculo no tengo que hacerlo por obligación, sino por necesidad o mero capricho.

¿Qué es lo que se te pasa por la cabeza minutos antes de subir al escenario?

Lo único que suelo hacer es pedir que tenga la fuerza suficiente, y la capacidad técnica y artística para poder transmitir aquello que siento y tratar de defraudar lo menos posible.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Trato de vivir en el proyecto actual, procuro no pensar qué vendrá, sino que el actual salga bien. En estos momentos, el premio mayor es la salud, el trabajo y poder compartir que mi familia esté bien. Ese es el mejor premio y reconocimiento.

¿Qué es para ti el baile?

Para mí el baile es algo que me ayuda a sentirme viva, realizada en muchos aspectos, y por ello siento un amor incondicional por él. No es que sea lo más importante, porque para mí lo primero es mi familia. Pero yo sé que el baile siempre va a estar ahí, cosa que la familia, a lo mejor, por ley de vida, no. El día de mañana mis hijas, por ejemplo, harán sus vidas, estarán presentes en la mía, pero de otro modo; se irán, vendrán… El flamenco es algo que siempre va a estar conmigo, que me va a ayudar a reflexionar, a sentirme realizada. Todo eso es para mí el baile, un medio de lenguaje, de reflexión, de realización, de creación… Es un complemento vital.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio