Portada | Actualidad | Fair Trade reclama una subida del precio del plátano en el Reino Unido

Fair Trade reclama una subida del precio del plátano en el Reino Unido

La Fundación Fair Trade lanza una campaña bajo el nombre «Make bananas fair» destinada a supermercados británicos con el objetivo de que estos suban el precio de los plátanos.

En concreto la iniciativa trata de poner fin a una guerra de precios que hace que los productores, en su mayoría de países latinoamericanos, vendan los plátanos por debajo incluso de su coste de producción.

El director de la fundación, Michael Gidney argumentó en una rueda de prensa en Londres, que los precios bajos que demandan los supermercados son importantes para los consumidores durante las épocas de dificultades económicas, aunque recordó que «no beneficiará al público en el largo plazo si significa problemas de abastecimiento por la ruina de los bananeros».

También insistió en que ni supermercados ni proveedores se beneficiaban en la guerra de precios: «Las personas más pobres están teniendo el costo de nuestros plátanos baratos y tienen que trabajar más duro y más cuando lo que ganan es cada vez menos en sus comunidades. Como resultado, un producto que vale miles de millones de libras en el comercio mundial se basa en niveles de pobreza».

Desde la fundación no están de acuerdo en que un plátano que ha cruzado medio mundo para llegar a Londres cueste la mitad que una manzana cultivada en el Reino Unido. Para muchos británicos el plátano es su fruta preferida y no falta nunca en sus listas de la compra. Sus precios decantan a los consumidores hacia un supermercado u otro y eso es usado por estos establecimientos para sus guerras de precios.

«Los pequeños agricultores y los trabajadores de las plantaciones son los daños colaterales de la guerra de precios de los supermercados. La gente más pobre está pagando el precio de nuestras bananas baratas», dijo Gidney.

Alfonso Cantillo, un productor de plátanos colombiano de la región de Magdalena que vende al Reino Unido y que fue invitado a Londres por Fairtrade, explicó que está recibiendo 8,15 dólares por la caja —unos 18 kilos— cuando los costes de producción son de unos 9 dólares. «Cuando los precios de las bananas bajan, sufrimos el impacto. Nuestras condiciones de vida bajan. Necesitamos estabilidad en los precios», agregó.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio