Portada | Cultura y Ocio | Cine | Fernando Bauza: “El director de una producción independiente tiene que ser entusiasta”

Fernando Bauza: “El director de una producción independiente tiene que ser entusiasta”

El descubrimiento de una cultura con la que renacer como persona o lo que es lo mismo, Dim Sum Dance Some. Un cortometraje dirigido y escrito por el español Fernando Bauza que se estrena este mes en Londres en el marco de un festival de cortos. Un proyecto de graduación y un tributo a la cultura española.

El cineasta Fernando Bauza presenta su trabajo ‘Dim Sum Dance Some’, en el marco de un festival de cortometrajes en The Rio cinema

Sólo faltó una idea y la combinación de dos culturas para sacar a la luz Dim Sum Dance Some. «Una historia que te hace sonreír y sentir bien cuando la ves, es decir un feel-good comedy, como la definen aquí», comenta Fernando Bauza, mallorquín afincado en Londres desde hace tres años. Tras encontrar un tema divertido, Bauza quiso hacer un homenaje a la cultura española y unirla a la fascinación que le despertaba la civilización china, y de ahí surgió este corto que se expuso a partir de las once y media de la mañana el domingo en The Rio cinema (Dalston), junto a otros proyectos y, entre otras cosas, «demostrar así lo que se puede hacer sin un penique de presupuesto», admite Bauza.

Él eligió el flamenco como el mejor representante de la cultura, música que empezó a escuchar en Inglaterra, ya que «curiosamente vivir lejos de España me ha hecho descubrir y admirar mucho más nuestra cultura y sentirme más identificado con ella«, explica el cineasta. Con un «poquito de corazón», significado de Dim Sum en español, su proyecto de graduación, de sus estudios de Film and Broadcast Production, en la London Metropolitan University, fue la plataforma para darle salida al tributo a su tierra.

En 20 minutos, Dim Sum Dance Some, nos relata la vida de una mujer de nacionalidad china quién hastiada de su reiterada vida intenta encontrar su propia identidad y resurgir su matrimonio anclado en la monotonía. La aparición de una compañera de trabajo, bailaora de flamenco, cambia los acontecimientos de su vida tras el contagio de la energía y autoconfianza que le otorga su nueva amiga, quién le descubre el mundo pasional del flamenco. Todo ello en Londres, «una ciudad muy especial», tal y como la define Bauza, «un lugar perfecto para comenzar a saborear las diferentes culturas y donde no dejan de suceder cosas».

En el que ha sido su sexto corto como director y guionista, ha jugado con los tonos «que empiezan siendo más fríos y azulados para convertirse en rojos a medida que nuestra protagonista se acerca a entender la filosofía de expresarse mediante este arte», explica el director. Un trabajo que es ya un reto superado en el que le ha servido para «sobre todo aprender de mis errores y triunfos, ya que como director de una producción independiente tienes que ser entusiasta y creer muchísimo en lo que estas haciendo», asegura el mallorquín tras meses de esfuerzo.

Incondicional de los cortometrajes en los que «se puede ofrecer de una forma más genial y concisa una idea donde mostrar la habilidad del film-maker», ahora tiene la mente en «dos ofertas muy interesantes para dirigir dos largometrajes con un presupuesto bastante importante para alguien que empieza como yo», comenta el español.

«Quiero sentar la cabeza y pensar quién soy y en que posición me encuentro«, concluye Fernando Bauza, quién se embarca en la aventura de dar la vuelta a la isla de Menorca en una piragua y filmar la experiencia de su propia vida.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio