The food guide to love: Un deleite para los sentidos

Toda amante de la buena cocina y de las letras caerá rendida a los pies de Oliver Byrne, un famoso y exitoso crítico literario que hace las veces de galán gastronómico y soltero pícaro un tanto desafortunado en el amor.

The Food Guide to Love narra la historia de la atracción que surge entre dos personas de manera natural, sin forzar ni buscar el enamoramiento, al menos por parte de una vivaz y un pelín excéntrica Viviana, personaje interpretado por la brillante Leonor Watling. Richard Coyle es, a su vez, el coprotagonista de esta comedia romántica, donde la comida, el sexo y el amor permanecen unidos bajo un vínculo invisible.

Sobre la estela de un escenario idílico, como es la ciudad de Dublín, la joven pareja desarrollará su pasión a través de situaciones desternillantes y pequeños momentos dramáticos, que le dan un toque tierno y sentimental al filme.  No se trata, sin embargo, de “enamorar a través del estómago”, así como tampoco de que los alimentos constituyan el centro neurálgico del largometraje, sino que se convierten en meros extras decorativos.

Oliver es todo un ligón de manual, un hombre que claramente tiene híper desarrollado su niño interior y lo demuestra comportándose en múltiples ocasiones de manera inmadura. Con una delicada debilidad por la buena comida, rasgo que marcó su personalidad desde bien pequeño en un viaje que hizo a España, Byrne no duda en anteponer el placer de un buen manjar al que puede conseguir a través del sexo femenino. Sin embargo, la llegada de Viviana a su vida hará que se tambalee su pirámide de preferencias.

El personaje que da vida Leonor Watling es impulsivo y generoso a partes iguales. Tras terminar con una relación muy complicada, Viviana se entrega en cuerpo y alma al fetiche de los alimentos, al irlandés que huye de las salchichas y la comida rápida y se adentra en el misterioso mundo de los sabores saludables. Sin embargo, puede que sus gustos culinarios no sean del agrado de su nueva pareja…

Todo un reto ha supuesto para Dominic Harari y Teresa Pelegri, directores de The food Guide of Love, el hacer una creación basada en la gastronomía y que se pueda alejar y distinguir de otros tantos filmes que usaron la misma temática, como Agua para chocolate (1992), Chocolat (2000), o incluso Ratatoille (2007).

Sin embargo, esta pareja de cineastas lo ha conseguido con creces. Esta co-producción hispano irlandesa logra entretener al público y regala momentos inolvidables, protagonizados por unos secundarios de lujo, como Ciara Bailey, Lorcan Cranitch o Simon Delaney.

Se trata, por tanto, de un largometraje que cree en el destino, en las relaciones reales y en los errores y arreglos tan propios de la especie humana; un DVD que colocas en la estantería entre “Perdona si te llamo amor” y la saga de Bridget Jones. Es, al fin y al cabo, un filme para disfrutar a través de todos los sentidos.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio