“Garrapatero significa libertad en estado puro”

Por segundo año consecutivo Londres será testigo del sonido de las guitarras que El Canijo y el Ratón (Los Delinqüentes) utilizan para crear su música tan personal e inconfundible. Esta vez vienen acompañados de Tomasito, quien ha participado en la creación del nuevo álbum llamado Los hombres de las praderas y sus bordones calientes. Este nuevo disco vuelve a las raíces de palmas, taconeos y guitarras que harán bailar a más de uno el próximo 4 de Junio en el O2. 

Utilizáis mucho el término garrapatero para denotar las cosas que os gustan, ¿Podríais explicar un poco el significado que esta palabra tiene para vosotros?

El término garrapatero es una palabra creada por nosotros mismos para definir la música que hacemos, como también los grupos que nos gustan, la ropa, la comida, etc… y por supuesto nuestros seguidores, esos son los verdaderos garrapateros. Garrapatero es lo mismo que ser un hipie o un bohemio callejero, una persona que es feliz teniendo poco. Libertad en estado puro.

Hace un año actuasteis en el mismo lugar donde estaréis el próximo 4 de junio. ¿Qué recuerdos tenéis de aquel momento?

Fue algo muy bonito, estaba la sala a reventar y todos los garrapateros cantaban nuestras canciones.. Estamos locos por volver, me voy a comprar muchos sombreros.

En este nuevo álbum con Tomasito versionáis algunos de los grandes éxitos de ambos pero también tenéis versiones de otras canciones…

Sí, hemos aprovechado esta unión garrapatera entre Tomás y DLQ para crear un disco que se basara en el repertorio que cantamos cuando estamos de fiesta. Cada vez que nos juntamos intercambiamos canciones de Bob Dylan, Violent Feme, Los Chichos, Bob Marley… pero siempre con el compás de Jerez, ya sabes, bulerías, rumbas…

Los Delinqüentes estrán en Londres el próximo 4 de junio.

En alguna ocasión habéis confesado que escucháis música inglesa como Rolling Stones, Led Zeppelin o The Beatles, ¿Han ejercido algún tipo de influencia en vuestra música?

Muchísima influencia, a la hora de componer o grabar siempre nos inspiramos en los grandes (por qué luchaban, cuáles eran sus ideales, cómo ponían los micros para grabar en el estudio, qué guitarras utilizaban, qué fumaban…..) pero claro nosotros somos de Jerez, y no puede ser igual. Aquí en nuestra tierra bebemos gazpacho y vino oloroso, comemos pescaíto frito, jamón, potajes, el pólen, etc…. eso hace que tenga nuestra propia influencia también.

México, Italia, Bélgica, Nueva York, Londres… ¿Cuál es el siguiente destino?

Estamos preparando una mini gira por Argentina. Allí salió nuestro penúltimo disco Bienvenidos a la época iconoclasta, y queremos ir a defenderlo en persona. Tenemos constancia de que también hay muchos garrapateros por allí.

La muerte de Miguel, co-fundador del grupo, tuvo que ser muy dura. ¿De dónde sacasteis las fuerzas para sacar adelante el siguiente disco, tan optimista?

Fue un palo muy fuerte, pues no solo perdimos a nuestro vocalista más potente, sino que se fue nuestro gran amigo. Era un tío sensacional, muy humilde y sincero. Fue difícil seguir pa’ lante, pero en esta vida no te puedes hundir por nada, sería como tirar la toalla. El homenaje más bonito que le podíamos hacer a nuestro compañero es el disco El Verde Rebelde Vuelve, un disco muy sentido en el que Miguel está más presente que nunca.

Habéis tenido colaboraciones de lujo como Bebe, Julieta Venegas, Leiva de Pereza y como no, Tomasito. ¿Tenéis en mente algún artista más con el que os gustaría tocar?

Rosendo, Antonio Carmona, Macaco, Extremoduro, Raphael… no sé, hay muchos.

¿Habéis pensado probar suerte con alguna canción en inglés?

Yo como vocalista prefiero cantar en español, ya que soy de España. Si hubiera nacido en Japón pues tal vez cantaría La Primavera Trompetera en japonés. De todos modos mi inglés no es muy bueno, tendría que trabajarlo un poco más.

¿Qué opinión tenéis de los artistas que tocan en el metro o en las calles de Londres?

Pienso que tocar en la calle es de los más divertido que hay, y si encima te sacas algunas pelas… Nuestros comienzos fueron así, tocando por las calles de Jerez y de Madrid. El público más sincero está por las aceras.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio