El gobierno británico dificulta a los talentos internacionales su traslado al Reino Unido

0

El Ministerio del Interior ha prohibido que los hijos pequeños de una profesora de la Universidad de Oxford, Amber Murrey, vivan con ella en el Reino Unido. No es la primera vez que se rechaza la visa para el traslado de un hijo de un académico de Oxford.

La universidad ya ha apelado al Ministerio para que revise el tema de los visados.

Una estrategia para impedir el traslado al Reino Unido

Según los académicos se trata de una táctica del gobierno para impedir que los solicitantes internacionales se trasladen al Reino Unido.

El caso de la profesora Murrey no es un caso aislado:

El gobierno rechazó la visa al hijo de nueve años de la Dra. Wesam Hassan, una médica de Egipto  que comenzó un doctorado en Oxford. Hassan dice que la separación ha causado “trauma” a su familia. Los académicos de todas las universidades están indignados. La Universidad de Oxford sugirió que el gobierno estaba violando la ley europea sobre los derechos de los niños al dividir a su familia.

También está el caso de la Dra. Furaha Asani. Esta académica de la Universidad de Leicester espera ser deportada a la República Democrática del Congo, un país con uno de los peores registros de derechos humanos del mundo.

Según Mark Pendleton, profesor en la Universidad de Sheffield y cofundador del grupo de campaña International and Broke, las universidades deberían ofrecer más apoyo. Pendleton dice: “Si ser una universidad internacional significa algo, al menos debe significar defender al personal que no es del Reino Unido cuando vienen bajo amenaza de deportación y proporcionarles apoyo material”. Según el profesor los inmigrantes que han pedido ayuda a las universidades con los problemas del Ministerio han obtenido “poco o ningún apoyo”.

Un asunto sin resolver

En los casos de Murrey y Hassan las visas fueron rechazadas debido a las reglas del Ministerio del Interior. Un niño solo puede recibir una visa si ambos padres viven en el Reino Unido a menos que el padre que vive aquí tenga la responsabilidad exclusiva. Sin embargo, Sharon Witherspoon, encargada de la política de la Academia de Ciencias Sociales, dice que hay muchos casos de rechazo de visado para trabajar en el Reino Unido. Hay académicos extranjeros que no pueden asistir a conferencias. Otros investigadores rechazaron las ofertas de trabajo en el Reino Unido debido al precio del visado o la burocracia. Por tanto los obstáculos siguen ahí hasta que el gobierno haga nuevas revisiones.






Sobre el autor

Escritora y cineasta. Contar historias al mundo y más allá.

Deja tu comentario