Gol con billete a Brasil

El rojo y el azul, el toque y la velocidad, la pausa y el contragolpe. Saint-Denis, anfitrión de condimentos opuestos, acogió ayer un choque táctico en el que el sello de campeón marcó la diferencia a favor de la selección española, que recupera el primer puesto de su grupo particular y ve la clasificación al Mundial de Brasil un poco más cerca.

Sonó la Marsellesa para recibir a una España herida, acechada por la repesca y con dudas de quilates tras el pasado encuentro ante Finlandia (1-1); cúmulo de circunstancias bien sabidas por Francia, histórico verdugo español a pesar de los resultados recientes entre ambos.

Los pupilos de Deschamps salieron en volandas hacia la portería de Valdés en unos diez primeros minutos eléctricos, el mismo tiempo que tardaron Xabi Alonso y Busquets en hacer suyo el centro del campo. El tolosarra analizó a la perfección la disposición táctica de los bleus, preparados para hacer frente a la horizontalidad del juego español, y cambió de brújula en forma de pases directos y entre líneas al tridente formado por Pedro, Iniesta y Villa. No obstante, fue Xavi Hernández el que gozó de la mejor oportunidad visitante al plantarse ante Lloris tras un buen centro de Monreal.

Más tarde, Pedro sería derribado por el portero galo dentro del área, acción no marcada por el colegiado que hubiera supuesto penalti y la expulsión del guardameta. Francia, por su parte, emulando a España en cuanto a disposición táctica pero sabedora de su inferioridad individual, intentó igualar la contienda de estilos con contraataques liderados por Valbuena y Ribéry, este último incapaz de solventar un mano a mano con Valdés, salvador de su equipo antes del descanso.

España quiso ser más incisiva en la segunda mitad, pero la falta de profundidad y la rigidez francesa hizo que la búsqueda de un hueco se volviera exhaustiva y sin éxito. En el momento que Del Bosque se decidía a mover ficha, Monreal, rubricando su gran actuación, volvió a disfrazarse de asistente y Pedro, esta vez afortunado, empujó a la red un balón detenido por Lloris en primera instancia pero que no acabó de atajar. El tanto hacía justicia. Sin embargo, los galos, de espíritu aguerrido, gozaron de oportunidades para empatar el partido de nuevo rechazadas por Valdés, santificado ayer con Casillas de testigo en la grada.

La entrada de Navas por Villa aportó frescura a la banda derecha, aunque la ausencia de un delantero como referencia mermó las oportunidades de peligro españolas. España acabó el encuentro manteniendo el balón, precioso tesoro que no quiso dejar escapar, al igual que una victoria que vale medio billete hacia el Mundial. Brasil espera.

Francia: Lloris; Jallet (Giroud, m.91), Varane, Koscielny, Evra; Cabaye (Ménez, m.69), Pogba, Matuidi; Valbuena, Benzema (Sissoko, m.83) y Ribéry.

España: Víctor Valdés; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Monreal; Busquets, Xavi, Xabi Alonso; Pedro (Cesc, m. 76), Iniesta (Mata, m. 91) y Villa (Navas, m. 61).

Goles: 0-1, m. 58: Pedro.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio