El Happy Meal de McDonald’s vuelve a la televisión infantil británica

0

Los Happy Meal de McDonald’s podrán anunciarse de nuevo en programas de televisión infantil. Así lo ha dictaminado el organismo encargado de supervisar anuncios y anunciantes en Reino Unido. Sin embargo, la Advertising Standards Authority (ASA) sigue sin autorizar otros promocionales como el de KFC o los cereales Coco Pops de Kellog’s. El motivo, promover directa o indirectamente la comida basura entre los niños. la razón por la que  ahora sí se permite el anuncio de este menú infantil, es porque es “saludable”.

Lo cierto es que McDonald’s ha hecho un esfuerzo por incrementar el valor nutricional de las hamburguesas de los Happy Meal. Éstas sólo se proporcionaran si son requeridas por los consumidores. Además, la multinacional norteamericana ha reducido la cuantía de patatas ofrecidas con los nuggets de pollo. Asimismo, la cadena de restaurantes fast-food ha rebajado los niveles de azúcar en las bebidas con chocolate.

De este modo, McDonald’s ha logrado cumplir la estricta normativa británica que regula los anuncios de comida basura en televisión. En Reino Unido, los anuncios de alimentos con alto contenido en grasa, sal o azúcar no pueden aparecer en horario de televisión infantil. Por eso, la técnica empleada por la cadena de comida rápida es evitar que productos altos en estas substancias. La Coca-Cola, los milkshakes, o las hamburguesas con queso son ejemplos que no aparecen en las promociones.

El Happy Meal no se considera, ahora, comida basura

El menú del Happy Meal ya “no es comida basura”. Así, al menos, lo dictamina Advertising Standards Authority. “Al menos el 80% de las hamburguesas, el 100% de las guarniciones (patatas o similares), y el 64% de las bebidas” ofertadas en el menú infantil no entran en la consideración de “comida basura”, señala el organismo. Así, McDonald’s ha conseguido ‘colar’ su popular menú infantil en las televisiones británicas.

Más medidas para controlar los anuncios “no saludables” en televisión

La representante de la Obesity Health Alliance, Caroline Cerny, ha mostrado su preocupación ante la capacidad que tienen las marcas de burlar la ley. Son “trucos empleados por las marcas para poner estos productos [de comida rápida] delante de los niños”, apunta. Por ello, pide una regulación más estricta en lo relativo a la publicidad.

Sobre el autor

Deja tu comentario