Hoy se celebra en Europa el Día de las Lenguas

0

El Día Europeo de las Lenguas se proclamó el 6 de diciembre de 2001 y desde entonces se celebra cada 26 de septiembre. Los 47 estados miembros del Consejo de Europa  animan a más de 800 millones de europeos a aprender más lenguas. Consideran que la lengua es una herramienta fundamental para la comprensión intercultural.

¿Sabías que el español es el segundo idioma materno más hablado del mundo? Según el Instituto Cervantes  es hablado por más de 477 millones de personas. Eso sin contar todos aquellos que lo usan como una segunda lengua, lo cuál haría que el número ascendiese a 572 millones. Estamos en segunda posición, porque al español solo lo adelanta un idioma: el chino mandarín. Una lengua hablada por un total de 950 millones de personas en todo el mundo.

El español está de moda

El español está de moda incluso en Reino Unido. Es bien sabido que a los británicos lo de aprender otras lenguas no va mucho con ellos. Aunque esta tendencia está cambiando. Según un informe del pasado año del British Council, en 2017 90.544 alumnos de secundaria fueron evaluados de español como lengua extranjera. Una cifra que cada año va en un aumento. Mientras por otro lado, la cifra de estudiantes de francés se reduce considerablemente. Algo que hace que los expertos piensen que en unos años el español superará al francés en las pruebas pre-universitarias de Reino Unido.

¿A que se debe este interés por la lengua de Cervantes? Además de ser una lengua más fácil de aprender que otras, no nos olvidemos de otro factor: el turístico. Y es que España es el primer destino vacacional de los británicos. Ocho de los diez destinos más reservados por los británicos para veranear están en España.

Aunque no son lo únicos motivos. También las nuevas tendencias de las series de televisión españolas o el gran éxito de la  música latina ayudan a que el español sea un idioma imparable.

Sobre el autor

Mis pasiones comunicar y viajar. Adicta a la información, el aguacate y el chai latte. Cinéfila y seriéfila. No sobreviviría un verano sin helado de vainilla. Amante de la montaña y la playa a partes iguales. No soporto el viento sur, la gente pesimista ni el desorden.

Deja tu comentario