Portada | Actualidad | Británicos residentes en España podrían perder derechos en caso de Brexit

Británicos residentes en España podrían perder derechos en caso de Brexit

Un reciente informe del comité para la Unión Europea de la Cámara de los Lores ha reparado no solo en la cantidad de extranjeros residentes en el Reino Unido, ni en las trabas que podría suponer la salida británica de Europa de cara a posibles inversiones económicas, sino en la situación legal en la que quedarían cerca de los dos millones de británicos que se encuentran residiendo fuera de su territorio. El Gobierno de David Cameron ya advirtió que, en caso de Brexit, los británicos expatriados podrían perder su derecho a recibir asistencia médica gratuita en España.

[pullquote]El desconcierto y la inquietud se adueñan de los británicos que viven en el extranjero. «¿Qué pasará con nuestra situación?», se preguntan[/pullquote]

Basándose en ello, el mencionado comité ha acordado que las negociaciones con respecto a la posible salida habrían de prolongarse más allá de los dos años estimados en un primer momento (yendo de los cuatro a los nueve, según las últimas estimaciones), hecho del que, como es lógico, no serían partidarios ni el Parlamento Europeo ni ninguno de los estados miembros, los cuales se enrocarían para poner cuantas menos facilidades al proceso.

Las reticencias que hay a la ruptura no solo provienen del bando europeo, pudiendo también encontrarlas entre los euro-escépticos, los cuales, conscientes de que avanzan por no muy claros territorios, intentan, en actitud de cautela, colocar cuantos resortes se les permitan para dar vuelta atrás si la situación venidera no fuera la esperada, señalando este informe la posible revocación de retirarse de la UE de haber un cambio de gobierno.

El comité de los Lores no se manifiesta

Es tal la actitud de recato, el conflicto que plantea el tema, que la comisión, ante la imprevisibilidad del transcurso de los acontecimientos y sus posibles consecuencias, opta por no dar su opinión con respecto al abandono de Gran Bretaña de la Unión. Así, Tim Boswell, representando al grupo de 19 comisionados, únicamente se limitó a aportar el testimonio de dos abogados de reputado prestigio, Sir David Edward y el del profesor Derrick Wyatt, ex juez del Tribunal de Justicia y profesor emérito emérito de derecho de la Universidad de Oxford, respectivamente. Quiso recalcar, en cualquier caso, que en el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la vía a la que se agarran los adalides de la ruptura, no hay punto que prohíba una posible marcha atrás una vez realizado el referéndum y tenido lugar los primeros avances (o retrocesos).

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio