Huelga General, nefasta para la economía

Parece que el problema de España va para largo. Lo raro es que todavía no se haya montado un circo de considerables dimensiones después de que el Gobierno español no esté cumpliendo con las expectativas económicas del país. Durante muchos años, España vivió en una nube dorada en la que todo el mundo compraba (coches, segundas viviendas …) y se respiraba una felicidad que pensábamos, nos merecíamos. Muchos de los que estamos fuera de las fronteras de España hoy reflexionamos acerca del problema español y por qué la crisis no se ha cebado con otros países como con el nuestro. Me da que pensar que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, amparados por los créditos de los bancos, y que no hubo nadie que nos avisara de que las vacas flacas podían llegar en cualquier momento. En España se vive bien, bueno, se vivía bien. Lo más difícil ahora va a ser cambiar la mentalidad de los españoles, tarea difícil teniendo en cuenta nuestras tradiciones mediterráneas, mucho más relajadas que las anglosajonas. Ahora los sindicatos han anunciado una huelga general en contra de la reforma laboral y la población, todavía a la deriva y perdida, no se plantea si lo que están haciendo los sindicatos es la mejor opción. No, no es la mejor opción. El mejor camino para ayudar a España y salir poco a poco de la crisis no es organizar una huelga general, ni por los costes que ello supone ni por la inmoralidad de no querer coger el toro por los cuernos. Lo que ahora necesita España es unión y no huelgas y es por eso que el Gobierno de Zapatero debería escuchar más a la oposición para buscar fórmulas que nos lleven a alcanzar el camino de la recuperación.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio