Iceland será el primer supermercado de Reino Unido en eliminar el aceite de palma de sus productos

0

Iceland está a punto de convertirse en la primera cadena de supermercados de Reino Unido que se compromete a eliminar el aceite de palma de todos sus alimentos de marca propia para finales de año. Esta iniciativa es un intento de detener la destrucción masiva de las selvas tropicales en el sudeste de Asia.

El aceite de palma es un ingrediente barato y de producción masiva conocido por su versatilidad. Se puede encontrar actualmente en más de la mitad de los productos del supermercado, desde pan, pasteles, galletas, cereales y chocolate, hasta jabón y detergente.

Ahora, la empresa se ha plantado ante el uso de este ingrediente, y se ha propuesto el objetivo de que, para finales de 2018, el 100%  de los alimentos de su propia marca no contengan aceite de palma. Este hecho reducirá la demanda en más de 500 toneladas por año. Desde la propia cadena han informado de que antes de tomar esta medida, el aceite de palma estaba presente en 130 productos, el 10% de los alimentos de su marca.

Richard Walker, director gerente de Iceland ,ha tomado esta decisión tras su visita a la isla de Borneo el pasado noviembre. “Hasta que Iceland pueda garantizar que el aceite de palma no está causando la destrucción de la selva, simplemente estamos diciendo no a este producto”, afirmó Walker, tras ver el impacto de la deforestación. Desde entonces, la empresa ha empezado a trabajar con sus proveedores para reemplazar el aceite de palma por sustitutos como colza y aceites vegetales.

Esta es la segunda iniciativa con respeto al medio ambiente y a la sociedad que anuncia la cadena en este 2018, ya que en enero lanzaron el objetivo de eliminar los plásticos de sus propios productos.

Iceland no debería ser el único en eliminar el aceite de palma

Indonesia y Malasia son dos de los países donde la expansión de las plantaciones de aceite de palma y pulpa de madera suponen el principal impulsor de la deforestación. Además, esto provoca que animales como el orangután se encuentren entre las especies de vida silvestre en peligro de extinción. Estudios recientes muestran que el número de orangutanes de Borneo se redujo a menos de la mitad entre 1999 y 2015, y que hoy en día, solo quedan entre entre 70.000-100.000 ejemplares.

Solo en Indonesia, el equivalente a 146 campos de fútbol en hectáreas de selvas tropicales se pierden cada hora. La deforestación también provoca un aumento de las emisiones mundiales de carbono. En 2014, el país tuvo la cuarta emisión más grande de gases de efecto invernadero, principalmente como resultado de esta masacre vegetal.

Iceland no debería ser la única compañía en tomar esta iniciativa. Greenpeace ha estado presionando a los fabricantes para “tomar el control” de sus cadenas de suministro, y eliminar el aceite de palma de sus productos:  “Muchas de las mayores empresas de consumo en el mundo han prometido terminar su papel en la deforestación para el año 2020. Se está acabando el tiempo no solo para estas marcas, sino también para la vida silvestre, el clima y todos los que dependen de bosques saludables para su supervivencia”, declaró John Sauven, el director ejecutivo de la organización en Reino Unido.

Sobre el autor

Estudiante de Periodismo en la Universitat Jaume I (Castellón de la Plana). Me encanta viajar, escuchar música y leer. Los conciertos y festivales son mi hábitat natural. También me gusta mucho la playa y el buen tiempo, por eso solo estoy de paso por Londres.

Deja tu comentario