Inglaterra necesita más de 3 millones de nuevas viviendas sociales

0

Inglaterra necesita construir más de 3 millones de nuevas viviendas sociales para el 2040. Así lo establece la Comisión de Vivienda que se puso en marcha a raíz de la catástrofe de la Torre Grenfell Londres. Esta cifra es mucho más elevada de las que se construyeron en Inglaterra tras la Segunda Guerra Mundial.

La convocatoria representa un desafío para aumentar notablemente la construcción de viviendas sociales. Se pretende dar un salto con respecto al ritmo actual, que consiste en poco más de 6.000 viviendas sociales al año. El número de viviendas de nueva construcción que se propone es equivalente a siete veces más de las que hay hoy en día en una ciudad como Birmingham. Por ello es un gran desafío.

La idea de este nuevo plan de vivienda supondría un gasto de 225 billones de libras. Muy por encima de otros presupuestos como los destinados al ferrocarril o a defensa. A estos departamentos el Gobierno de May destina entre 4 y 5 veces menos de lo planeado para la construcción de viviendas sociales. Estas cifras pueden parecer desorbitadas. Sin embargo, a la largo plazo ofrecerían un gran ahorro anual. Además habría que considerar el impulso económico creado por medio del plan. Se estima que éste se pagaría por sí mismo dentro de 40 años.

La catástrofe de la Torre Grenfell Tower, impulsora de las viviendas sociales

Tras la catástrofe de la Torre Grenfell, ocurrida en junio de 2017, cuyo incendio provocó 71 víctimas mortales y dejó a cientos de familias sin casa, el Gobierno planea nuevas medidas. Una legislación más exigente y más dinero en su construcción.

Se calcula que más de 1,3 millones de personas necesitarían en este momento un nuevo hogar. Éstas comprenden desde personas que viven en la calle o en lugares peligrosos e inseguros, así como otras que viven hacinadas o en hogares inadaptados a su discapacidad. Además de a estos grupos, las nuevas viviendas deben ser accesibles a un más de 1,2 millones de jóvenes. 700.000 personas mayores que se encuentran en el alquiler privado deberán ser ubicadas en hogares sociales.

La nueva Comisión de Vivienda representa un gran cambio en la política de vivienda. Los anteriores gobiernos utilizaron, como solución a sus problemas, parches alentando de esta manera al alquiler privado como una solución a la escasez de vivienda. Y así lo demuestran las cifras. El número de familias con niños que viven en el alquiler privado se elevó hasta los 1,8 millones en 2017. En 2003 había 566.000. En muchas ocasiones estos lugares que no cumplen una normativa siendo sitios insalubres y peligrosos. Por ello, la comisión también quiere que se inspeccione cada vivienda para asegurarse de que cumplen unos requisitos mínimos.

Sobre el autor

Mis pasiones comunicar y viajar. Adicta a la información, el aguacate y el chai latte. Cinéfila y seriéfila. No sobreviviría un verano sin helado de vainilla. Amante de la montaña y la playa a partes iguales. No soporto el viento sur, la gente pesimista ni el desorden.

Deja tu comentario