Portada | Actualidad | ¿Para qué sirve aprender lenguas?

¿Para qué sirve aprender lenguas?

No es fácil contestar a esta pregunta sin caer en el ‘buenismo’ del maestro, la ética de la enseñanza, las consideraciones laborales de los profesores, etc… El tiempo empleado en aprender a comunicarnos con los demás es algo siempre apreciable ya que nuestras vidas dependen enormemente de esa capacidad. Se dice que el conocimiento de otras lenguas nos lleva a conocer mejor la nuestra… así como que el desconocimiento de aquéllas nos lleva a tratar de imponer la propia. Los que se centran en conocer solamente su lengua materna y pasan muchos años estudiándola me traen a la memoria a los que se pasan largas horas mirándose al espejo, como Narciso en la fuente, acicalándose, poniéndose guapo. Sin duda, gente superficial, vanidosa y hasta pretenciosa. Aprender otras lenguas es como mirarse reflejado en los demás grupos humanos. Cuando un francés le dijo a un general norteamericano que deberían celebrar las reuniones en lengua francesa, el militar le recordó que gracias a ellos los franceses no estaban obligados a saber alemán…

Aprender lenguas no es como subir por una escalera, sino más bien como ‘ir de compras’, recorrer grandes almacenes recogiendo diferentes productos, herramientas y hasta procedimientos. ¿El objetivo? Poder relacionarnos con el entorno, con frecuencia a distancia o hasta virtual.

No todo vale. En un viaje a Japón tuve la feliz idea de aprender algunas palabras que consideraba útiles para mi visita. Pronto me di cuenta de que contestaban al teléfono diciendo: «moshi moshi»…. y se me ocurrió decir lo mismo. Nunca tal hiciera. Mi interlocutora me soltó una parrafada en japonés incomprensible que me dejó sin habla. Una y no más.

Y aprender bien. Recuerdo la sorpresa, rayana en el soponcio, de una patrona al escuchar el gentil comentario de su huésped-pupila, una americana del norte, muy educada y cortés: «Usted es muy amable conmigo y yo estoy muy embarazada…»

Típica situación embarazosa.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio