¿Te vas a quedar en Londres para siempre o piensas volver a España algún día?

Esa es la «pregunta del millón» para muchos de nosotros, los expatriados. Y la verdad, después de vivir 15 años en Londres y ver la actual situación en nuestra España querida, aún no sé si soy capaz de contestar esa pregunta…
Hacía meses que no iba a España y debo decir que desde mi última visita, hace algo más de 6 meses, he notado un cambio abismal, y por desgracia, negativo. No termino de comprender qué está pasando en mi país natal. Y no es tan sólo por la crisis económica general sino por la mentalidad española en sí. Cierto es que a lo largo de los últimos años de la historia de nuestro país, España ha vivido momentos difíciles, tales como la transición de la dictadura hacia la democracia, los nuevos monarcas, el intento fallido de golpe de Estado el 23 de febrero de 1981, también conocido como 23-F, los escándalos de corrupción a principios de los 90 y los que se siguen destapando cada dos por tres.

Pero ¿qué pasa en realidad? y, ¿qué es eso de que España es un país «mileurista»? ¿Qué significa eso? Para los que no lo sepan, que seguro son bien pocos, el término «mileurista» se usa para definir a una persona que pertenece a la generación nacida en España entre 1965 y 1985 aproximadamente, y con unos ingresos que no superan los 1.000 euros al mes. Y no estamos hablando de todo el mundo, ya que por lo menos uno tiene que tener estudios superiores y hablar varios idiomas. Y digo yo, ¡Qué insulto! Antes no entendía porque la gente estaba tan desmotivada en general en España o porqué al ir de compras o a cenar a un restaurante, el servicio al cliente, muchas veces, es tan malo. Ahora sí lo entiendo, y me pregunto si el gobierno va a hacer algo al respecto. Pero también tengo que decir que nosotros somos los que votamos a los que mandan, así que señores, hay que ponerse las pilas y luchar por nuestros derechos. ¿Cómo puede ser que España esté en la situación actual? Según Hacienda, más del 60% de los españoles son «mileuristas» y el salario mínimo no llega ni a los 800 euros, ¿qué es esto?, ¿una broma?

Si comparamos España con el Reino Unido, que es lo que conozco más de cerca, la diferencia es brutal. Por poner un ejemplo y por experiencia propia, puedo decir que de entrada resulta mucho más fácil y barato ser emprendedor en el Reino Unido que en España, ya que en el Reino Unido hay una cultura de riesgo más desarrollada y además la envidia no es el pan de cada día como en nuestra querida España. Sí, sé que no gusta a nadie oír la verdad, pero por desgracia, es así. Y aún hay más, en España creo que hay una buena educación pero no se enfoca bien la enseñanza. Me explico, la teoría es útil pero al fin y al cabo la práctica es lo que te ayuda a enfrentarte a la realidad de la vida laboral (y no laboral) así como a hacerle frente a la globalización, que ya es una realidad en nuestros días, puesto que la comunicación e interdependencia entre los distintos países y la unificación de sus mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas es lo que reina en un mundo que se encoge por momentos.

Volviendo al tema de la enseñanza, a los españoles se nos enseña a memorizar las cosas, repetir como loritos y obedecer como corderitos, todos al unísono, ¡adelante! Sí, todo eso suena a cuando íbamos al cole en los 70 pero, aún se conserva esa actitud de alguna forma. Desde mi punto de vista hay que aprender a razonar y a ver el mundo desde una perspectiva más amplia, sin tener que dejar nuestra cultura y costumbres. Es necesario organizarse mejor y en algunos casos, no está de más aprender un poco de otros países, coger ideas y ¿por qué no, mejorarlas? Otra cosa, por favor, eso de la «titulitis» dejémoslo de lado que ya está pasado de moda y lo de la «mamitis aguditis» otro tanto. Hay que espabilarse y demostrarnos a nosotros mismos primero y después al mundo entero que España está unida y los españoles estamos dispuestos a cooperar en lo que haga falta para que nuestro país salga hacia adelante y haga un cambio positivo para todos los españoles, incluyendo los que estamos lejos, porque no todo el mundo está fuera del país por gusto, muchos lo están por necesidad y quizá algún día todos queremos volver «a casa».

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio