Jeremy Corbyn defiende los trenes públicos desde Kings Cross

0

Los viajeros de la estación de King’s Cross St Pancras, en Londres, se han encontrado hoy con un viajero un tanto peculiar: Jeremy Corbyn. El líder laborista acudió a una protesta en la céntrica estación de ferrocarril, para demandar trenes públicos para Reino Unido. Según demandaba Corbyn, el sistema de ferrocarriles tiene que volver a la gestión pública “lo antes posible”.

Jeremy Corbyn y un grupo de activistas protagonizaron una protesta esta mañana en las inmediaciones de King’s Cross St Pancras. El objetivo del líder de la oposición en Westminster es nacionalizar el sistema de ferrocarriles en Reino Unido. Según aclamaba el propio Corbyn, los trenes tienen que estar al servicio de “la gente, no de los especuladores”.

Y, es que esta demanda, cobra hoy más sentido que nunca. La ruta de trenes entre Londres y Escocia ha vuelto al control público tras el fracaso ocasionado por la privatización. Desde el Partido Laborista se critica que sean los ciudadanos los que “paguen las infraestructuras y asuman las inversiones”, pero que, sin embargo no se gestionen de forma pública.

Para ello, el Partido Laborista ha lanzado una campaña para convencer de la importancia de contar con servicios de tren públicos. Varias proclamas son las recogidas por los organizadores. La campaña denominada ‘Tory Rail Mayhem’ solicita entre otras cosas que “acudir al trabajo [en tren]no sea un juego de apuestas”.

La campaña por los trenes públicos, en cifras

Y la mejor forma para defender sus argumentos son las cifras. El Partido Laborista ha presentado a modo de ‘rasca y gana’ algunas de las molestias que el sistema privado de ferrocarriles ocasiona a los británicos. Según la campaña ‘Tory RTory Rail Mayhemail Mayhem’, los precios de los tickets de los servicios de transporte han aumentado un 32% como causa de la privatización.

También, los laboristas critican el gran número de trenes “cancelados, o, retrasados”. Asimismo, se defiende que un sistema de trenes público favorecería mayor comodidad en el transporte. Según aseguran, en los trenes privados “sólo se puede viajar de pie”. Por contra, un sistema público de ferrocarril favorecería mejores servicios y mejores precios en los billetes de tren.

200 actos de protesta para pedir trenes públicos

Para ganarse el apoyo de la sociedad británica, el Partido Laborista ha desarrollado varias acciones. Una de ellas ha sido crear una recogida de firmas online para promover la nacionalización de los ferrocarriles. Además, según asegura el comunicado, se repartirán panfletos en más de 200 actos de protesta organizados en diversos puntos del país. “Los pasajeros, la economía, y el medio ambiente necesitan trenes públicos”, asegura el manifiesto de los laboristas.

Sobre el autor

Deja tu comentario