Los jóvenes británicos ya no tienen tan claro el ir a la universidad

0

Ir a la universidad antes era una decisión fácil de tomar. Casi todos los jóvenes británicos tenían claro a qué universidad querían ir y qué querían estudiar. En los últimos años tras las reformas en los exámenes de acceso a la universidad, las barreras del mercado laboral y el aumento de las tasas universitarias la alternativa no es tan atractiva. Las ambiciones de los estudiantes británicos disminuyen.

Las universidades británicas han aumentado sus plazas en los últimos años. La subida de la oferta y la disminución de la demanda ha generado un número bastante significativo de plazas libres. Concretamente, unas 26.000. Algunas de estas plazas sin cubrir pertenecer a las universidades del grupo Rusell, entre el que se incluyen algunas de las universidades más prestigiosas del mundo.

Los jóvenes estudiantes se enfrentan a un gran dilema. Los precios de las universidades británicas son muy altos. El coste de ir a la universidad podría ascender a unas 50.000 libras. Cantidad difícil de afrontar de forma autónoma para un estudiante cuyo tiempo disponible para trabajar es limitado. Si no se tiene soporte o ayuda familiar o acceso a una beca, las posibilidades se reducen drásticamente. El pago del préstamo en el caso de que finalmente los estudiantes decidan escoger la carrera universitaria no se completará, en la mayoría de los casos, hasta dentro de 20 o 30 años. Esto se debe a que los puestos disponibles tras la obtención del título suelen ser cargos medios que no requieren alta formación. Estos empleos precarios reportan un salario medio-bajo a los estudiantes que han invertido una gran cantidad de tiempo y dinero a formarse.

Alternativas que no pasan por ir a la universidad

Tan solo el 75% de los jóvenes ven como “importante” ir a la universidad. En el año 2013 este porcentaje era del 86%.  Sin embargo, la alternativa a la universidad no es muy esperanzadora. Solo hay 10.000 plazas de formación profesional frente a a las 300.000 vacantes universitarias.

La formación profesional combina la práctica con la teoría. Permite profundizar en el campo de estudio en cuestión a través de la práctica. La experiencia profesional es algo fundamental en el mundo laboral. Este tipo de formación te permite adquirirla de forma automática. Dependiendo del nivel los apprenticeships pueden elegir itinerarios que vayan del año a los 5 años.

Intermediate 2 GCSE
Advanced 3 A level
Higher 4,5,6 and 7 Foundation degree and above
Degree 6 and 7 Bachelor’s or master’s degree

Todos los estudiantes mayores de 16 años pueden acceder a la formación profesional. A pesar de la falta de información acerca de estos itinerarios son una buena elección para los estudiantes.

 

Sobre el autor

Abogada de profesión, periodista de vocación.

Deja tu comentario