Portada | Cultura y Ocio | Arte | La artista española Quintina Valero expone su trabajo sobre la situación del pueblo saharaui

La artista española Quintina Valero expone su trabajo sobre la situación del pueblo saharaui

Goddesses of Western Sahara es una serie fotográfica de retratos de mujeres saharauis de Laayoune, capital del Sahara Occidental, que la fotógrafa española afincada en Londres, Quintina Valero, tomó en los campos de refugiados, un lugar de difícil acceso y casi negado tanto para la prensa como para los reporteros gráficos.

Durante este mes de febrero, este trabajo fotográfico ha sido expuesto como parte de una exhibición colectiva llamada Divine Define Feminine, en el 20-22 Grove Vale East de Londres.[pullquote]Estos retratos son la representación de las mujeres saharauis como madres, hijas, hermanas y como toda una nación cuya fuerza sigue en lucha por sus derechos y la libre determinación».[/pullquote]

De este modo, siguiendo con las series de reportajes-testimonio de esta artista española, Goddesses of Western Sahara (Diosas del Sáhara Occidental) engloba una colección de retratos de mujeres que sobrevivieron a los peores abusos humanos y torturas durante un período de 15 años en prisiones secretas marroquíes. Las fotos fueron tomadas por ella en noviembre de 2013, en su visita a la ciudad ocupada de Layoone. La fotógrafa relata así su experiencia: «La policía antidisturbios controlaba la ciudad, aunque no había visión de violencia. Al día siguiente me enteré de que las mujeres se habían manifestado pacíficamente en Smara Maatala Square para celebrar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Nueve de ellas, incluyendo niñas, fueron trasladadas al hospital con agresiones infligidas por agentes de policía. Entrevisté a algunas de estas niñas y mujeres que sufren constante discriminación dentro de la sociedad marroquí, especialmente en el trabajo, la educación y la salud». En esta línea, Valero concluye: «cada uno y todos juntos, estos retratos son la representación de las mujeres saharauis como madres, hijas, hermanas y como toda una nación cuya fuerza sigue en lucha por sus derechos y la libre determinación».

Referente a su experiencia en los viajes que ha realizado a los campos de refugiados la artista afirma que «en mi acercamiento al pueblo saharaui he aprendido de su cultura, de su hospitalidad y de la gran labor que las mujeres realizan. La tarea de crear una nueva vida en el exilio ha recaído en ellas, que han jugado un papel esencial en el funcionamiento de los campos desde el principio. Han desarrollado comités y sistemas para el cuidado de la salud, educación, cuidado de niños y de los asuntos sociales, a la vez que desempeñan un papel activo en el proceso político. Al mismo tiempo, he visto el sufrimiento y el dolor de una guerra interminable que ha dividido un país y a sus gentes».

La Fotografía Social de Quintina Valero

Después de licenciarse en Económicas en España y trabajar para diversas compañías internacionales, Valero se trasladó a Londres. Su pasión por la fotografía la llevó a estudiar una diplomatura de fotoperiodismo en el London College of Communication, University of the Arts, interesándose desde sus comienzos profesionales por la documentación de temas sociales y grupos minoritarios. En 2006 visitó por primera vez los campos de refugiados de Tindouf (Argelia) retratando la vida diaria de mujeres y niños. Este trabajo recibió varios premios, entre los que destacan «Solidaridad a pie de calle» y finalista por Wanderlust Travel of the year 2009.

Fascinada por la vida de los pueblos nómadas, comenzó a documentar beduinos en Jordania y comunidades de gitanos desde el 2007. Desde entonces ha recogido en su fotografía imágenes de festivales, peregrinaciones, bodas, protestas y desalojos en Inglaterra, Francia, España y los Balcanes. En el 2013, su trabajo El desalojo de Dale Farm fue seleccionado dentro de los mejores 20 portfolios en Reflexiva, prestigioso portal internacional de fotografía de autor.

Quintina Valero es una artista que se siente comprometida con las situaciones opresivas vividas por la población más vulnerable, como son las mujeres, los adolescentes y los niños. Su último trabajo es un ejemplo de dicho compromiso.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio