Portada | Actualidad | Medio Ambiente | La cerveza y las patatas fritas se utilizarán para luchar contra el cambio climático

La cerveza y las patatas fritas se utilizarán para luchar contra el cambio climático

La cerveza es una de las grandes pasiones de los londineses ./Brent Hofacker / Shutterstock.com
Brent Hofacker / Shutterstock.com

La marca de patatas fritas Walkers (conocida en España como Lays) reducirá en un 70% las emisiones de gases de efecto invernadero en la producción de sus productos. Este nuevo proyecto se ha desarrollado en colaboración con ‘CCm Technologies’. De este modo, la empresa  se encarga de capturar y usar el carbono para producir combustible.

CCm ha creado novedosos métodos para usar el carbono como fuente de energía. Se está dando una segunda vida a los residuos fósiles para transformarlos en plástico reciclado, combustibles, fertilizantes o productos primarios para la industria. Sin embargo, CCm es aún una empresa pequeña, ya que la producción de CO2 residual supera con creces la demanda. Aún así, su intención es actuar a gran escala en un futuro, teniendo en cuenta que todas las empresas deberán dejar de emitir gases nocivos para el año 2050.

El director de PepsiCo y por tanto, de Walkers, David Wilkinson ha declarado que: “Esta innovación podría suponer un precedente para todo el sistema alimentario, permitiendo que el sector agrícola desempeñe un papel importante en la lucha contra el cambio climático.”

Fusión perfecta entre patatas y cerveza

El nuevo método se basará en utilizar el CO2 obtenido en el proceso de fermentación de la cerveza, para luego mezclarlo con los desechos de peladura de patata. La mezcla resultante se convierte en un potente fertilizante para el cultivo de patatas de la próxima cosecha. La idea fue desarrollada gracias a una subvención del gobierno del Reino Unido. El próximo año, Walkers instalará maquinaria de CCm Tech en su fábrica de Leicester. Katy Armstrong, gerente del Centro de Utilización de Carbono de la Universidad de Sheffield, dijo: «Necesitamos fabricar nuestros productos sin aumentar las emisiones de CO2, utilizando el carbono residual en nuestro beneficio».

Muchas nuevas empresas ya son ‘negativas en carbono’. Esto quiere decir que absorben más carbono del que emiten. Las empresas ‘negativas’ son pioneras en economía circular, donde los residuos se convierten en materias primas. PepsiCo quiere convertirse en una de ellas. Por desgracia, una encuesta de la campaña Break Free From Plastic la ha calificado en segundo lugar en el ránking de  cantidad de contaminación plástica que produce. Pero por otro lado, también ha estado entre los líderes de la lucha contra las emisiones de carbono y recientemente se comprometió a eliminar todo el plástico virgen de sus botellas vendidas en nueve países europeos para 2022. Aún así, la marca tiene un mal historial en medio ambiente que pretende mejorar con esta iniciativa.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio