La crisis de la enfermería en Reino Unido obliga a ‘reclutar’ de forma urgente a más de 1.000 profesionales en el extranjero

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, en inglés National Health Service) está viéndose obligado a contratar a cientos de trabajadores de fuera de sus fronteras, y es que a medida que el número de plazas del curso de enfermería se ha reducido en 2.500 en tres años, los administradores de la talla de María Bentley (Nottingham University Hospitals Trust), han tenido que dirigirse a las ferias de reclutamiento en Europa para tapar los agujeros de personal.

Según afirmó Bentley ‘Reino Unido padece una enorme escasez de enfermeras y esto se ha agudizado en el último año. Además no estamos consiguiendo los profesionales que necesitamos’. Si bien, España y Portugal han demostrado ser el coto de caza más popular y exitoso para los reclutadores, aunque como ha apostillado un portavoz del Departamento de Salud, que afirmó que ‘sin ser nada nuevo la contratación en el extranjero, los solicitantes deben demostrar, no sólo sus competencias, sino sus conocimientos de idiomas’, el mayor obstáculo con el que se están encontrando a día de hoy.

Por su parte, Peter Carter, director ejecutivo de la ‘Royal College of Nursing’, ha señalado que ‘está claro que la mala planificación de la plantilla ha desembocado en una crisis dentro del NHS y que es la atención al paciente la que está que está fallando’.

En Londres, la crisis podría desencadenar un punto de ruptura si el déficit de financiación de £4 billones no se cumple, según han advertido las autoridades de salud competentes. Quienes a su vez dicen estar bajo la presión de una población cada vez más envejecida y con altas expectativas de vida. Para ellos, el servicio necesita una reforma radical para evitar un agujero negro financiero en el año 2020.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio