La final de la Copa del Rey: Historia o presente

El Real Madrid y el Atlético llegan igualados en fuerzas a un importante derby con título en juego

‘Intrascendente’ en los catálogos futbolísticos de hace un lustro y víctima de un turnismo premeditado, la Copa del Rey ha ganado renombre gracias a Real Madrid y Barcelona, oportunistas encargados de añadir enteros a un título cuyo caché está ligado al declive de la competitividad liguera. Esta vez es el Atlético de Madrid el que se levanta contra el régimen, e intentará sublevarse ante el conjunto merengue para dar la espalda a su historia reciente e intentar así levantar algo más que un trofeo.

Casi 14 años superando al eterno rival han propiciado un aura de fiabilidad madridista que difícilmente pasará por alto la escuadra de José Mourinho, sabida de su cartel de favorito ante un Atlético de Madrid impotente ante los blancos. No obstante, la resignación del Manzanares ha quitado presión a la entidad colchonera, que cambia el ansia por la oportunidad de poder cosechar un gran éxito en el mejor momento posible. Para ello tendrá a 40.000 almas afines en suelo visitante para repetir una gesta ya llevada a cabo ocho veces en el Santiago Bernabéu.

Diferente papel le toca representar al Real Madrid, anfitrión en campo neutro y en raras condiciones extradeportivas. Sumido en un vaivén emocional, el barco de Mourinho lucha por salir a flote y se agarra a levantar la Copa del Rey como último puerto de un ciclo que presumiblemente atracará a final de temporada. Triunfo por otro lado obligatorio para un conjunto que solo sumaría la Supercopa a sus vitrinas en caso de derrota, lo que legitimaría un plebiscito de suspenso rotundo.

En el plano futbolístico ambos conjuntos llegan igualados. Los de Simeone han firmado una campaña meritoria, siendo el equipo menos goleado de la Liga y clasificados ya para la próxima edición de la Champions League. Además, el actual Atlético es un sabio en finales tras haber disputado cinco desde el año 2010, de las cuales tan solo salió derrotado en una. Para reencontrarse con su pasado y hacer eco de su historia, los rojiblancos tendrán a su disponibilidad al mismo plantel que ha llevado al conjunto al sitio que merece por juego y números.

En cuanto al Real Madrid, el once inicial sigue siendo un misterio. Con Varane lesionado, Sergio Ramos tocado y Pepe descartado en los últimos encuentros, Mourinho puede acudir a una defensa de circunstancias juntando a Albiol y Carvalho en el centro de la zaga. Por otro lado, el croata Luka Modric podría hacer compañía a Xabi Alonso en detrimento de Khedira tras culminar su adaptación en la recta final del curso. En definitiva, un once inicial con garantías y competitivo, virtud anclada al conjunto madridista pese a factores circunstanciales.

De este modo, la reciente hegemonía blanca hace frente al dominio histórico rojiblanco en competición copera, con tres victorias colchoneras por tan solo una merengue, cosechada en el ya lejano 1975. Así, presente e historia vuelven a apostar por un derbi con un título en juego. La lucha por el cetro de Madrid se sigue escribiendo.

Posibles onces

– Real Madrid: Diego López; Coentrao, Sergio Ramos, Albiol, Essien; Xabi Alonso, Modric, Di María, Cristiano Ronaldo, Özil; Benzema.

– Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Filipe Luis, Miranda, Godín; Arda, Gabi, Mario Suárez, Koke; Diego Costa, Falcao.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio