Portada | Actualidad | La hora de la reestructuración

La hora de la reestructuración

Ilustracion por Juan Manuel ParedesEl pasado 28 de noviembre los ministros de Economía de los Veintisiete aprobaron por unanimidad adoptar el plan de ayuda a Irlanda, un préstamo que asciende a 85.000 millones de euros que serán abonados en varios plazos. La cuantía será otorgada por la Comisión Europea, la Unión Europea y El Fondo Monetario Internacional. El tipo de interés será de un 5,8% anual y de la suma total, unos 10.000 millones de euros llegarán inmediatamente para hacer frente a los déficits más delicados del país. Otros 25.000 millones aterrizarán sobre Irlanda también para recapitalizar el área bancaria y otros 50.000 se utilizarán para hacer frente a las necesidades de los presupuestos del Estado y para esquivar, sobre todo, la suspensión de pagos.

Reino Unido, aunque no está en la zona euro, se ha comprometido a prestar 3.844 millones de euros a su vecino. España en concreto avalará con un total de 2.600 millones de euros. Tras el anuncio, llegó también el descalabro en las bolsas europeas. El Ibex-35 sufrió en sus propias carnes una caída acentuada, hundiéndose un 2,33%. La ayuda del Eurogrupo a Irlanda no ha logrado calmar a los inversores. Y es que la crisis está tornándose un asunto de grandes dimensiones, como muestra la cotización del euro. Hay preocupación en toda Europa y en España el Gobierno debe estar mordiéndose las uñas. Pero no es cuestión ahora de ponerse a criticar a los políticos, a aquellos que durante meses se han empecinado en negar lo que es ya una realidad.

La pregunta ahora no es si España o Portugal van a necesitar una bolsa cargada de millones para el rescate, sino cuándo se van a poner de acuerdo los ministros de economía de los Veintisiete para hablar de una restructuración en toda regla. Volviendo a España, es cierto que los cimientos de nuestro país no están tan debilitados.No podemos compararnos con Grecia y nuestros bancos son mucho más fiables que los irlandeses. Aunque el Gobierno tiene que ser consciente de que padecemos, por lo menos, un poco de todos los males: los ayuntamientos están sin un duro, los bancos están resacosos todavía con la burbuja y lo más grave, tenemos todavía un paro al 20%.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio