Portada | Actualidad | La interculturalidad en la clase de español, un gran desafío

La interculturalidad en la clase de español, un gran desafío

La interculturalidad es uno de los grandes desafíos para cualquier profesor de español como lengua extranjera, pues se necesita una profunda reflexión previa para desarrollar su propia competencia intercultural.

Ilustración por Juan Manuel Paredes

 

Para ello, es necesario dejar de un lado cualquier tendencia emocional que hace de la cultura propia el criterio exclusivo para interpretar los comportamientos de otras culturas. Desgraciadamente, el etnocentrismo es una gran amenaza contra el diálogo intercultural ya que no le permite a uno observar la realidad del otro sin poder entender que existan varias formas de pensar y de actuar. Generalmente, el miedo es el principal factor de la no aceptación intercultural a causa del desconocimiento de otras culturas diferentes a la nuestra.

No cabe duda de que la globalización tiene un papel fundamental en la actualidad, tanto en nuestra vida personal como dentro de la clase de español, puesto que es un proceso que presenta aspectos diversos y complejos. Aquí también se debe mencionar la influencia de la era digital ya que ésta va muy unida a la cultura.

La interculturalidad en el aula requiere de un gran esfuerzo general por parte de los docentes para poder conseguir el reconocimiento de la integridad, el valor de la contribución, la viabilidad y la capacidad de las diferentes culturas, religiones, lenguas y grupos sociales que integran las diferentes sociedades existentes.

Desde mi punto de vista, aprender un idioma es básicamente aprender otra manera de pensar. Una nuevo idioma se adquiere a través de procesos cognitivos, afectivos y socioculturales. Por tanto, entender la cultura es entender como dar vida a una lengua. Un buen profesor es, a parte de la persona que enseña la lengua en sí, alguien que es capaz de familiarizarse con la cultura, las costumbres y con los procedimientos sociales de los hablantes de otras lenguas.

Personalmente, como profesora de español, he experimentado una gran alegría al comprobar el alto porcentaje de éxitos de los estudiantes a los que he enseñado. En mi práctica como docente, siempre le he dado una gran importancia a la modificación de las monótonas y convencionales técnicas de enseñanza generalmente usadas por mi generación. He introducido en mis clases nuevos conceptos como la proyección de películas españolas, debates en clase, juegos de rol en los que los factores culturales tienen un gran peso y otras formas de enseñanza innovadora e interactiva diseñadas para ahuyentar la pasividad y promover el aprendizaje positivo en mis alumnos.

Mi papel como profesora va más allá del aula, siento el deber constante de conseguir resultados y de que los estudiantes vean sus progresos, tanto en la lengua española como en la cultura y en todos los factores que representan nuestra procedencia.

«Una cultura no evoluciona si no es a través del contacto con otras culturas. Pero los contactos entre culturas pueden tener características muy diversas. En la actualidad se apuesta por la interculturalidad que supone una relación respetuosa entre las culturas».

Miquel Rodrigo Alsina

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio