La japonesa flamenca que ha puesto patas arriba los tablaos de Londres

0

Aunque al escuchar su nombre lo último en lo que piensas es en el flamenco, Nanako Aramaki es toda una eminencia de esta danza y la única bailarina profesional japonesa en Londres. Arakami se ha ganado los corazones de todos los amantes del flamenco  con sus brillantes pasos de baile y la pasión con la que envuelve el escenario.

En julio de 2019, la artista presentó su espectáculo en el London Flamenco Festival, donde superó el límite de aforo.

Nanako, reina del tablao

“Como bailaora japonesa, fui una de las muchas que se dejaron adoptar por Sevilla. Allí hay japoneses que son increíbles en esta danza. De hecho, muchos españoles me han dicho más de una vez ‘Por supuesto que bailas bien el flamenco… ¡Eres japonesa!’. Es curioso porque en Canadá, donde crecí y empecé con el flamenco, todo éramos inmigrantes, por lo que ningún bailarín era español. Nadie cuestionó por qué bailaba flamenco hasta que me mudé al Reino Unido. Es una experiencia muy interesante”.

Entre todos los géneros, Nanako se especializa en el tablao flamenco, que a diferencia de los espectáculos en grandes escenarios, generalmente se realiza sin ensayo, con las improvisaciones del bailarín sosteniendo la clave del éxito del espectáculo.

Además de deleitar al público británico con su talento, Nanako trabaja como profesional de marketing y desarrollo comercial, como operadora de telefonía móvil en Softbank Corp., (una importante empresa de telecomunicaciones japonesa) y además de esto, a veces imparte clases de flamenco en una escuela londinense.

Flamenco en la sangre

Después de emigrar a Canadá desde Japón con sus padres a la edad de 3 años, Aramaki comenzó en el flamenco por sugerencia de su madre cuando tenía 16 años. Cuando cumplió los 20, dejó la Universidad y viajó a Sevilla para formarse profesionalmente como bailaora durante un año.

“Mi madre siempre quiso bailar flamenco en Japón, porque ha sido popular desde los años 70 y alcanzó su apogeo en los años 80 y 90, pero no tuvo tiempo hasta que sus 3 hijos fueron un poco más mayores.”

Nanako Aramaki en Londres

Nanako Aramaki

La música siempre había formado parte de su vida; a los 3 años tomó clases de ballet y a los 6 comenzó con las de piano. Todo ello ayudó a que Arakami adquiriera la sensibilidad rítmica y física que tan importantes son en la danza.

Desde la primera clase, me enganché. ¡No podía entender por qué el flamenco era tan difícil! Mientras continuaba con mi aprendizaje, fui seleccionada para participar en el programa de capacitación profesional y me uní a la compañía de mi maestro, la Compañía Flamenco Rosario Danve y debuté a los 20 años.”

Aparte de Londres, ha realizado giras por Japón, que está calificado como un país donde tradicionalmente se baila el flamenco, junto a España. También ha actuado en Kenia y Tanzania.

Actualmente, Aramaki da prioridad a su carrera, aunque también apunta alto como bailarina:

“Amo el flamenco y mi pasión proviene de mi amor por el baile, pero también por la capacidad de expresión en su forma más pura (…) Lo más importante es que todos sentimos emociones diferentes, ya sea tristeza o felicidad, y podemos expresarlas cuando bailamos flamenco. Es puro, liberador, terapéutico y hermoso.”

Si quieres verla en acción, suele actuar en el Bar Gansa en Camden y en Salvador & Amanda (un recomendable restaurante español)  en Covent Garden y Bloomsbury.

Sobre el autor

Artista y licenciada en Comunicación Audiovisual. Escritora de vocación.

Deja tu comentario