La libra esterlina cae por un no acuerdo con Europa

0

Las consecuencias del Brexit no paran. La libra esterlina ha caído a mínimos de 1,11 euros, siendo la cifra más baja desde hace nueve meses. Las causas, como vienen siendo habituales en tierras anglosajonas, se deben al no acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido sobre la salida que se producirá el próximo 29 de marzo de 2019.

Libras. Fuente: PixabayUn Brexit sin acuerdo es el principal temor de todo el país. Según el secretario de Comercio Internacional británico, las probabilidades de no alcanzar un pacto han ascendido a un 60%. La imprevista caída de la moneda es una herida que se suma a un gran número consecuencias que tienen por delante los habitantes de Reino Unido tras su inminente salida de la Unión Europea.

Los datos hablan por sí solos. El dólar se encuentra a 1,29 respecto a la libra, mientras que el euro ha bajado a 1,11. Ni siquiera la subida de los tipos de interés ha podido evitar este desastre económico. Poco a poco, Reino Unido se mete de lleno en un pozo sin fondo.

La libra, una brecha más

Y es que Bruselas no va a ceder a cualquier petición británica. Theresa May presentó ante los órganos superiores de la Unión Europea una propuesta:un plan de futuro intercambio de bienes entre Europa y Reino Unido. No obstante, es algo que no vieron con buenos ojos desde la UE. Parece bastante dudoso que se pueda llegar a un acuerdo y la moneda es tan solo uno de los problemas que deberán afrontar los ciudadanos en el caso de una salida sin pacto.

La libra esterlina se está volviendo cada vez más delicada. Así, supone un claro indicio de que la economía mundial tiene en mente que el no acuerdo es más posible que el acuerdo. Todo indica a que la recuperación financiera de Reino Unido tendrá más dificultades de seguir con este panorama.

En un intento por calmar la situación, Theresa May ha salido en defensa de su país. Según May, el desentendimiento con Europa no quiere decir que Reino Unido no pueda tener acuerdos con otros países. Sin embargo, la ciudadanía británica está viendo cómo el Brexit ya no es tan bonito como lo pintaban desde el Gobierno. Las subidas de precio en el mercado inmobiliario que se producirán en los próximos cinco años son la última de las secuelas.

Está por ver cuál es la respuesta del Gobierno británico a la caída de la libra esterlina. No parece que haya un plan de actuación, ya que el incremento de los tipos de interés no les funcionó. Sin embargo, de no remediarlo pronto, Reino Unido podría entrar en un caos económico. Un caos que poca solución tendrá tras la salida de la Unión Europea.

Sobre el autor

Periodista en proceso. España, Italia y ahora Reino Unido.

Deja tu comentario