Portada | Actualidad | Ciencia y Salud | La marihuana es efectiva en enfermedades crónicas

La marihuana es efectiva en enfermedades crónicas

Hay temas sobre los que siempre planea la sombra de la duda en forma de falta de información. Uno de ellos es si es legal o no consumir marihuana, o plantarla, o si hay diferencia entre su consumo recreativo o terapéutico, o si se penaliza la posesión de semillas CBD, que son semillas medicinales.

Con tanta desinformación, no es raro encontrar casos como el del activista y horticultor Josep Pàmies, detenido en Lérida (España) en septiembre por la posesión de 70 plantas de marihuana en su explotación agrícola. En la misma Cataluña pueden convivir clubs de cannabis con detenciones como esta, o una feria en torno al consumo de la marihuana con cuantiosas multas por posesión de esta misma sustancia.

El caso de Pàmies es paradigmático porque es impulsor de iniciativas como Dulce Revolución o Somos lo que sembramos, que defienden el cultivo de plantas medicinales para usos terapéuticos. Ante la juez, se ha defendido alegando que estas plantas no estaban destinadas al tráfico, sino que su fin era suministrar la marihuana a miembros de la asociación que la necesitan para tratar las enfermedades crónicas que padecen, entre otras, artrosis, esclerosis múltiple o tumores cerebrales.

Por diversos motivos, el hecho de que no haya una línea clara de actuación respecto a estas prácticas no beneficia a nadie. Ni a las autoridades estatales o provinciales que no saben a qué atenerse, ni a los productores y distribuidores de una sustancia siempre en entredicho, ni mucho menos a los usuarios, en una situación de vulnerabilidad extrema y con derecho a sentirse a salvo de denuncias o suspicacias en un momento tan delicado de su vida.

Por eso, aunque a veces en estas cuestiones hay un exceso de regulación, a veces parece que la normativa no llega a quien tiene que llegar a tiempo. Hay que tener en cuenta que si el agricultor es condenado por tráfico de drogas, la pena mínima es de tres años de prisión. Un castigo que parece no ajustarse a la situación de vacío legal en el que se ha producido la infracción.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio