Portada | Cultura y Ocio | Deportes | La Premier League, más rica que nunca

La Premier League, más rica que nunca

Visto el rendimiento de los equipos ingleses en competiciones internacionales en los últimos años, se podría decir que como poco margen cabe para la duda al afirmar que la Premier League es la mejor liga del mundo. Sin embargo, dejando al margen criterios estrictamente deportivos y centrándonos en los puramente económicos, es imposible negar la supremacía de dicha competición. Y es que de acuerdo a un estudio publicado por la consultora Deloitte, los 20 equipos de fútbol de la primera división inglesa quedarían dentro del top 40 internacional de los equipos con mayor volumen de ingresos.

Hasta 5 equipos ingleses ocuparían posiciones dentro del top 10Manchester United, Manchester City, Chelsea, Arsenal y Liverpool, Pese a la supremacía de los equipos anglosajones, la escuadra que lidera la clasificación como equipo con mayor volumen de ingresos es, por décimo año consecutivo, el Real Madrid, que con 460 millones de libras conserva un amplio margen respecto a sus perseguidores.

La cuarta posición viene ocupada por otro equipo español, el Fútbol Club Barcelona, que acusando el menor rendimiento deportivo respecto a años anteriores ha descendido dos puestos. La hegemonía del Bayer Munich en la Bundesliga le mantiene en tercera posición. Gracias a los ingresos procedentes de su propietario, el qatarí Nasser Al-Khelaïfi, el Paris Saint-Germain se consolida en la quinta posición, mientras que el top 10 se cierra con la Juventus de Turín.

El estudio realizado por la consultora Deloitte se ha centrado en calcular el volumen total de ingresos procedentes de los distintos ámbitos. Si bien las aportaciones de magnates del fútbol inglés como Roman Abramovich o Sulaiman Al-Fahim son significativas, las tres mayores partidas las constituyen la retribución procedente de los derechos televisivos, los derivados de publicidad y sponsors y los ingresos por taquilla.

La repentina hegemonía del fútbol inglés tiene su explicación en el hecho de que el año pasado se renegociaron los derechos de retransmisión para las próximas tres temporadas, lo cual supuso una inyección de más de 5.000 millones de libras a repartir entre los 20 equipos de la primera división. Además, algunos de los clubes renegociaron sus contratos con las diferentes marcas deportivas y/o patrocinadores, lo cual les ayudó a conseguir más liquidez, tal y como se pudo comprobar en el último mercado de fichajes de verano.

Si bien es cierto que se espera una ralentización del crecimiento de los ingresos para los clubes ingleses a medio plazo, están en proceso una serie de operaciones que podrían tener una incidencia significativa en el conjunto de la Premier, ya que ciertos clubes de peso se encuentran en negociaciones con diferentes patrocinadores. El caso más revelador es el del Manchester United, que podría cerrar un acuerdo con la marca deportiva Adidas por 750 millones de libras, cifra récord en el mundo del balompié.

Aparte de los 20 equipos ingleses, dentro del top 40 de los equipos más ricos del mundo hay otros cuatro clubes alemanes, cuatro de Italia, dos franceses, dos turcos, un español más, el Atlético de Madrid, un portugués y un holandés. Entre los 20 con mayor potencial económico figuran históricos del club inglés como el Totthenham, el Newcastle o el Everton. Llega a resultar sorprendente que equipos de tanto renombre y con trofeos europeos en sus vitrinas como el Lazio, el Oporto o el Celtic de Glasgow quedan por detrás en volumen de ingresos a clubes que luchan por no ser relegados a la Championship, tales como el Stoke City, el Sunderland o el Swansea galés.

El uso de franquicias, un nuevo modelo en el fútbol

El estudio hace hincapié en la peculiar modalidad de fútbol que se ha comenzado a utilizar en los últimos años. Clubes como el Atlético Calcuta, el Melbourne Heart o el Ajax Cape Town son las franquicias del Atlético de Madrid, el Manchester City o el Ajax de Ámsterdam en India, Australia y Sudáfrica,  países que tienen la consideración de “mercados emergentes” en términos futbolísticos.

Dichos equipos son el ejemplo de una experiencia que no sólo es satisfactoria en términos deportivos sino también económicos, ya que su puesta en marcha no requiere de grandes inversiones y son proyectos que resultan rentables casi desde el primer momento. Más allá de usar la misma equipación deportiva o compartir escudo, dicho equipos refuerzan la imagen de la escuadra matriz y le otorga más visibilidad internacional.

El estudio apunta a que la utilización de franquicias ha dejado de ser considerada una moda pasajera más o menos controvertida a ser una tendencia que se acentuará en los próximos años, con los Estados Unidos como gran objetivo para los equipos españoles e ingleses.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio