La recepción del arte español en Gran Bretaña e Irlanda

El Instituto Cervantes de Londres acogió el pasado 3 de febrero la presentación del libro ‘Spanish Art in Britain and Ireland, 1750-1920′. La mesa redonda estuvo compuesta por Nigel Glendinning que es catedrático y profesor emérito de español, además de miembro de la Universidad Queen Mary de Londres, Hilary Macartney, miembro investigador honorario del Instituto de Historia del Arte, Universidad de Glasgow, la experta en arte Sarah Symons y actuó como moderadora Marjorie Trusted del Victoria and Albert Museum. La obra es el primer estudio dedicado enteramente a la recepción del arte español en Gran Bretaña e Irlanda. Examina el alcance y las fuentes de conocimiento del arte español en las Islas Británicas durante el período 1750- 1920, particularmente con las secuelas de la Guerra de la Independencia.

También analiza el incremento en el acceso a becas de estudio en esta materia y considera, además, por primera vez el papel de la mujer a la hora de reflejar el gusto por el arte de España. El arte del Siglo de Oro español, no se extendió en las islas británicas hasta finales del XVII, el hispanista Nigel Glendinning explicó que el motivo de ello fueron los prejuicios religiosos y estéticos que tuvo que superar la sociedad británica, antes de comenzar a apreciar este arte.

Los británicos consideraban una falta de idealismo la forma de representación de los artistas españoles, por ello preferían el estilo clásico y refinado italiano, según dijo Glendinning. Hilary Macartney explicó como el anti-catolicismo de la época dificultó la popularización de las obras de temática religiosa de los grandes pintores españoles.

En cuanto al interés actual del arte en español en las islas británicas, se destacaron varias exposiciones que han tenido lugar en museos tan importantes como la National Gallery de Londres. Un ejemplo de ello, fue la exposición titulada ‘The Sacred Made Real’, que tuvo lugar el año pasado en la famosa galería londinense. En ella, se exhibieron obras de la pintura y escultura española del siglo XVII y tuvo un gran éxito de público. Merece la pena recalcar el relevante interés del público en estas exposiciones, que contrasta con el desapercibido interés de los académicos británicos.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio