La vida como aliada

Últimamente, algunas de las personas que me consultan y algunos de mis coaches han descubierto que luchar contra la vida es abrir un frente inútil para ellos. La vida está en todos nosotros. Somos parte de ella. Todos respiramos el mismo aire. ¿Por qué entonces considerarla una enemiga y no una aliada? Incluso en las peores situaciones, la vida está con nosotros.

Muchos tenemos el comportamiento aprendido del lamento. El lamento por lo que no tenemos, por lo que nos falta, por lo que pudimos ser y no fuimos, por no salir las cosas como teníamos planeado…

Ante este tipo de situaciones una de las preguntas de un Life Coach sería: ¿Crees que has hecho esto lo mejor que podías? Si la respuesta a esa pregunta es: «Sí, pero puedo mejorar» es el momento en que has de preguntarte: ¿Qué? y ¿Cómo? No lo dudes, te hará mejorar.

Si por el contrario la respuesta fuera: «Tengo la certeza de haber hecho todo lo que estaba en mi mano» en este caso has hecho la parte que te corresponde. Deja que la vida te guíe. No te lamentes si no sale como a ti te hubiera gustado. Siéntete satisfecho de ti mismo y conserva esa emoción en ti. No dejes que se diluya con el lamento. Esa satisfacción te ayudará para la próxima vez que lo intentes.

¿Crees que sería mejor castigarse a uno mismo? De verdad, ¿crees que te va ayudar positivamente? Si empiezas a martirizarte con ideas negativas, éstas solo te ayudarán a aumentar tu inseguridad y a mermar tu autoestima. Sé justo contigo mismo. Sé indulgente. Te lo mereces. No has de caer por esto en el conformismo. Solamente estarás en el lado positivo de la vida. ¡Depende de ti!

Estaré aquí una vez al mes y, si entretanto me quieres hacer alguna consulta me puedes encontrar en esta dirección de correo electrónico: scamposvalverde@yahoo.es.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio