Portada | Actualidad | Las familias de Reino Unido deben recortar sus gastos por la crisis del coste de vida

Las familias de Reino Unido deben recortar sus gastos por la crisis del coste de vida

salario minimo dinero pounds
De Ink Drop. Shutterstock.com

Un informe publicado hoy por la Oficina Nacional de Estadística ha revelado que cuatro de cada diez familias con hijos en edad escolar ya han recortado el gasto en alimentos y otros productos básicos debido a la crisis del coste de la vida. La encuesta advierte, además, de que alrededor de un tercio de los padres afirma que no podrá cubrir un gasto inesperado y que el uso del crédito está aumentando.

Los resultados de hoy, basados en las respuestas a una Encuesta de Opiniones y Estilo de Vida que abarca el periodo comprendido entre finales de marzo y mediados de junio, permiten percibir cómo la subida de las facturas de la energía y el efecto de la inflación en otros precios está afectando tanto a las familias que tienen hijos como a las que no.

El informe explica que casi la mitad de las personas que están criando a sus hijos ya tienen «mucha o bastante dificultad para cubrir el coste de las facturas energéticas» y que las familias monoparentales son las que se enfrentan al impacto más grave. Las cifras muestran que las familias biparentales gastan actualmente 223,60 libras más al año en facturas de energía en casa, en comparación con las parejas sin hijos. A su vez, la diferencia entre el gasto energético de las familias monoparentales y los adultos solos sin hijos es aún mayor con un gasto de 291,20 libras.

Las familias con hijos son las más afectadas

Igualmente, las facturas de los alimentos consumen una mayor proporción de la renta disponible para las familias que para las personas sin hijos, con costes aún más elevados para las familias monoparentales. En consecuencia, el informe señala que «los padres con un hijo de cinco años o más eran más propensos a haber recortado en alimentos y productos esenciales (40%) que las personas sin hijos a cargo (34%)».

La diferencia total entre el gasto anual de los hogares con hijos y los que no los tienen es de 7.430 libras, lo que hace más difícil que las familias puedan hacer frente a los crecientes costes del combustible y a otros tipos de inflación. Además, «más de un tercio de los padres dijeron que no podían permitirse un gasto inesperado pero necesario de 850 libras«, información que reforzará las demandas generalizadas de acción gubernamental para evitar que la gente caiga en la pobreza.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio