Liverpool, combinado explosivo de beatlemanía y fútbol

Con ocho siglos de historias, esta ciudad es conocida como el segundo puerto de Inglaterra. Su Pier Head es Patrimonio de la Humanidad
El corazón de Liverpool late a ritmo de los Beatles y al compás del «You’ll never walk alone», el himno de su mítico equipo de fútbol. Con dos alicientes de este calibre está más que de sobra justificada la visita a esta localidad del norte de Inglaterra. Para ser honestos, salvo algunas excepciones, Liverpool no destaca precisamente por su belleza arquitectónica. A primera vista la ciudad produce cierta sensación de decadencia y abandono, con edificios a medio construir o semiderruidos y una mezcla caótica de estilos, pero estos pecados son de sobra perdonados cuando uno va hasta allí en busca de los orígenes de The Fab Four o hechizado por la leyenda de Anfield, uno de los grandes templos del fútbol.

Londres está muy bien comunicado con Liverpool, pero el trayecto es largo así que lo mejor es dedicar por lo menos dos días a esta escapada. Desde Victoria Coach Station hay autobuses que hacen el recorrido en cinco horas aproximadamente. En tren, desde la estación de Euston, el viaje puede durar entre dos y cuatro horas, dependiendo de las paradas. Una vez allí, lo mejor es encaminar los pasos hacia la zona del muelle, a orillas del Mersey, para admirar la parte más monumental y bonita del casco urbano.

Albert Dock

Con ocho siglos de historias a su espalda, Liverpool es conocida como el segundo puerto de Inglaterra. El Pier Head es una zona declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en ella se levantan imponentes edificios que le dan un aire muy elegante. La parte más atractiva es la de Albert Dock. Allí se concentran un gran número de tiendas, restaurantes y museos, como el Maritime Museum y la Tate Liverpool, una gran galería de arte contemporáneo.

De todos ellos, el lugar que acapara más la atención de los turistas es The Beatles Story. Largas colas de gente se forman a la entrada del museo, que ofrece a los visitantes un viaje por la historia del grupo musical más popular de todos los tiempos, desde su nacimiento hasta su disolución. La entrada cuesta casi 13 libras para los adultos e incluye audioguías; el Fab4D, una atracción con animación en tres dimensiones y efectos especiales, y la entrada a la exposición «White Feather: The Spirit of Lennon», una colección de recuerdos que, entre otras cosas, cuenta con la colección de discos de oro de la banda. Por cierto, a diez minutos de The Beatles Story, en el Chavasse Park, nos podemos hacer la foto típica con el Yellow Submarine, un monumento que recuerda una de las canciones más famosas de The Beatles.

Imagen del área de Albert Dock.

The Cavern Club

Otra visita imprescindible para los fans del grupo es the Cavern Club, ubicado en la parte más céntrica de la ciudad, en Mathew Street. Es mundialmente conocido por ser el lugar donde nació la leyenda de The Beatles y donde tocaron varios de sus primeros éxitos. Hay que decir que este pub es realmente sólo una reproducción del original, construido a finales de los años cincuenta. Allí, además de John Lennon y compañía, actuaron algunos de los grupos más famosos de las últimas décadas como The Rolling Stones y The Who y de su paso queda huella en las múltiples fotografías y recuerdos que decoran el actual The Cavern. Con entrada gratuita, es un lugar ideal para tomarse unas copas y de paso disfrutar de alguna actuación musical en vivo de bandas locales.

Anfield

Los aficionados al deporte no pueden irse de Liverpool sin admirar el legendario Anfield, el estadio del Liverpool Football Club. Si puede ser un día de partido, mejor que mejor, aunque conseguir entradas en este caso puede ser casi misión imposible. Seguro que muchos futboleros se emocionarán sólo con leer el lema del himno del Liverpool escrito en lo alto de la puerta principal.

Cientos de miles de personas se acercan cada año hasta este estadio, uno de los más antiguos del mundo, más ahora que no queda mucho tiempo para que cierre sus puertas tras darse el visto bueno a la construcción de uno nuevo cerca del parque Stanley. Lo más recomendable es reservar la visita a través de su página web: www.liverpoolfc.tv/tours . El estadio está a las afueras de la ciudad, por lo que hay que coger el autobús para llegar hasta allí. La entrada al museo y el tour de 45 minutos por las instalaciones cuesta algo más de 10 libras. Se visitan los vestuarios, la sala de prensa, se salta al campo por el túnel donde lo hacen los jugadores y se da un paseo por The Kop.

Y como no sólo de música y fútbol vive el hombre, para terminar la visita a Liverpool tenemos alguna otra sugerencia. La ciudad tiene dos imponentes catedrales de arquitectura singular, la Metropolitan y la Liverpool Anglican Cathedral. Esta última es la catedral más grande de Reino Unido y una de las más altas del mundo con una torre desde la que se puede admirar la puesta de sol. Es una buena forma de despedirse de esta ciudad que conquista, más que por su apariencia, por su espíritu.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio