Portada | Cultura y Ocio | Llamas de deseo a ritmo de tango

Llamas de deseo a ritmo de tango

 

 

 

La compañía de baile argentina Tango Fire irrumpe en la escena londinense con sus coreografías seductoras y su sensual tango

El espectáculo de tango más caliente de Argentina, así es como se define la compañía Tango Fire en su show Flames of Desire, convenció al público londinense con sus casi dos horas de desplazamientos, saltos y piruetas a ritmo de la orqueta Quatrotango. Tango Fire, que comenzó su gira británica en el Peacock Theatre de Londres el pasado 12 de abril y estará en las tablas hasta el día 23, presentó su segundo show después de Tango Inferno en dos partes bien definidas de aproximadamente 50 minutos cada una de ellas.

El primer intervalo presenta a las cinco parejas de bailarines y los juegos de seducción de las salas tangueras donde el hombre invita a bailar a la mujer con tan solo una mirada y la dama acepta o rechaza la invitación con su actitud y predisposición evitando el no explícito. Peleas de hombres que tiene más de machos que de caballeros y rivalidad por conseguir a la chica más sexy, se confunden con coreografías cruzadas, simpatía y humor en el escenario.

A la vez que vamos conociendo a los bailarines, con la pareja de Yanina Fajar y Mariano Balois liderando el grupo, la orquesta Quatrotango marca el ritmo de los pasos rioplatenses con su piano, violín, contrabajo y el omnipresente bandoneón.

Con una música de marcados ritmos rozando la estridencia y agresividad para acompañar la pasión y deseo de los bailarines, los artistas se deslizan por el escenario incorporando diferentes figuras y estilos de la danza como si levitaran, especialmente ellas, sobre esos tacones imposibles.

Cuando se le pregunta a Yanina Fajar, bailarina de Tango Fire y directora de coreografía grupal, acerca de sus aportaciones a esta danza argentina, ella responde que se considera una innovadora ya que «ha incorporado figuras de otros estilos de baile enriqueciendo el baile del tango desde un punto de vista nuevo».

Y es que en ocasiones, si no fuera por la música, los ajustados y sexys vestidos de ellas y el ambiente de burdel, uno parece que está presenciando coreografías de danza contemporánea, con complejas contorsiones, delicadas posturas y cuerpos entrelazados.

 

Tango Fire: Flames of Desire
Hasta el 23 de abril en Peacock Theatre
Holborn,
WC2A 2HT
Entradas desde 15£

En esta primera parte también se presenta el cantante Jesús Hidalgo con el eterno tango de Carlos Gardel El día que me quieras y guitarra en mano que, sin subtítulos para el público inglés y su simpatía, consigue meterse a la audiencia en el bolsillo aunque algunos, incluso los castellanoparlantes, no acaban de entender bien su presencia inesperada. A este tango interpretado por este argentino que se unió a la compañía en 2010, le siguen otros cantados tan conocidos como Por una cabeza, de Gardel de nuevo, o Ventarrón de Staffolani-Mafia.

Después del descanso, el espectador no tiene ni idea de lo que le espera. La segunda parte sorprende al asistente con solos de la banda Quatrotango y coreografías de pareja con giros, volcadas y enganchadas donde los cuerpos de los bailarines se fusionan en uno y donde las bailarinas, aunque delgadas, parecen plumas en los brazos de ellos.

Una a una, las cinco parejas compuestas por Yanina y Mariano, Carolina y Germán, Juan y Florencia, Sebastián y Victoria y José y Melody, todos ellos nacidos en Argentina y vinculados al baile del tango desde muy jóvenes, recorren el escenario con armónicos y sensuales movimientos.

Además, Quatrotango, formado en el año 2000 y acompañando a Tango Fire desde 2005 en exclusiva, nos deleita en esta segunda parte con tres piezas instrumentales de Piazzolla, compositor argentino y vistuoso del bandoneón que revolucionó el mundo del tango con su Nuevo Tango, incorporando elementos del jazz y música clásica a la tradicional música tanguera.

Tango Fire, además de Reino Unido, ha visitado Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Canada, y un largo etcétera de lugarers alrededor del mundo donde el tango gusta y se entiende, dejando evidencia de la historia de esta danza, un baile de fuerza, fusión y sensualidad que nace en los arrabales del Río de la Plata donde el hombre conduce a la mujer que se deja seducir.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio