Sabes que llevas demasiado tiempo en Reino Unido cuando… II parte

9

Aunque dicen que segundas partes nunca fueron buenas, hoy desde El Ibérico os queremos sacar una sonrisa con otra lista con aquellos elementos y costumbres que llaman la atención de los foráneos residentes en el Reino Unido:

  1. Sabes que si quieres ver animales exóticos como un murciélago africano, una viuda negra o un escorpión azul no es necesario ir al zoológico o al aquarium. Basta con darse una vuelta por la sección de frutas y verduras del Tesco.
  1. Sabes que tienes que ir al NHS para que te asignen un GP, que no debes perder tu NINO para tu CV y que también necesitarás tu P45 y P60, conoces al grupo para adolescentes 1D, deja de asustarte que en cualquier lugar público opere la CCTV, le has dado 50p a un desconocido y si estás en Londres has usado la App de TFL para enterarte de la huelga de la DLR, y deberías pensar OMG! y LOL si no conoces el significado de alguno de éstos términos.
  1. Afortunadamente hace tiempo que no las escuchas. Desafortunadamente, ahora que te lo recordamos vas a pasarte el resto del día canturreando “What does the fox say?”y “One Pound Fish, very very cheap!”
  1. En casa tienes un catálogo del Argos.
  1. Y cerca de ese catálogo hay un cajón donde guardas poppies por Remembrance Day, brazaletes por Dry January y un mostacho falso por Movember.
  1. Si eres alérgico a algún fruto seco sabes que cada comida convierte tu vida en una ruleta rusa, dado que absolutamente todo MAY CONTAIN NUTS.
  1. Descubres la importancia de la vitamina D y no te cabe duda de que sufres una grave deficiencia de ésta.
  1. Puedes escribir un libro con las aventuras y desventuras sufridas u oídas en torno a calentadores que revientan, calefacciones que se estropean justo antes de que empiece a hacer frío y plagas de ratones y bedbugs.
  1. Como el polaco ya lo tienes dominado (kurva!), te lanzas a estudiar otros idiomas y sabes que lo trendy ahora es el rumano.
  1. Sabes cómo cocinar pasta con salsa boloñesa, con passata di pomodoro con albahaca e incluso con curry Panang. Con cualquier cosa excepto con tomate (y sólo tomate) frito.
  1.  Sabes que los coches vienen por la izquierda, pero que desde cualquier lado pueden llegar niños en patinete, ciclistas, gente embutida en ropa de deporte corriendo o un segway.
  1. Ahora los adaptadores los necesitas para cuando viajas al extranjero.
  1. No te has dado cuenta pero utilizas dos sistemas de medición para los líquidos: el agua o el zumo, en mililitros o litros, y la cerveza y la leche fresca en pintas.
  1. Si eres fumador en algún momento ha caído entre tus manos un paquete de tabaco con los mensajes disuasorios de la cajetilla escrito en portugués, checo e incluso en alfabeto cirílico cuyo país de procedencia ignoras.
  1. Te has vuelto fotosensible a luz del sol.
  1. Has visto gente con un gorro de lana a finales de julio, o chanclas y pantalón corto en enero, o todo junto al mismo tiempo en cualquier momento del año.
  1. Te aterroriza que alguien entable contacto visual contigo en el transporte público.
  1. Sabes que las canciones Don’t Stop Me Now de Queen o I would walk 500 miles levantan los ánimos de la gente en las discotecas.
  1. Y que si en algún momento estando en una discoteca necesitas ir al baño deberás llevar cambio para que la persona a cargo de los perfumes no te increpe cuando te lavas las manos.
  1. Las únicas pipas que te has comido en los últimos 6 meses venían en una rebanada de pan de molde.
  1. Es inconcebible para ti que en una casa, oficina, trabajo o cualquier otro espacio compartido no haya una kettle. Y casi piensas lo mismo de aspirador Henry.
  1. Revisas tu cartera y te das cuenta que tienes la tarjeta Nectar, la del Boots, el carnet del Subway o la tarjeta del Costa Club.
  1. Hacer una cola de forma ordenada es algo sacrosanto para ti. Excepto los viernes y sábados noche entre las 7.00 y las 10.00 cuando tienes que pedir una bebida en un pub, en esa situación vale todo.
  1. Ver un gato en la calle es inusual, y un perro suelto es intolerable. Sin embargo cruzarte con un zorro o con un bebe al que llevan cogido con una correa es la cosa más normal del mundo.
  1. Si te preguntan por una dirección das indicaciones confusas, casi crípticas, hasta el punto que sólo pueden ser comprendidas por británicos.
  1. Y clarificas ciertos puntos, porque una calle no es sólo una calle, tu sabes que puede ser approach, arcade, avenue, close, court, drive, lane, passage, parade, place, road, street, walk o yard.
  1. Las pescaderías se convierten en negocios extraños para ti. Y las gambas con cáscara son el sumun del exotismo.
  1. Has estado en un pub del Wetherspoon que tenía moqueta en el techo. Y pensaste que difícil era limpiar eso con un aspirado Henry (véase punto 21) por que pesan un huevo.
  1. Has superado tu sentido del ridículo y te atreves a llamar a los vendedores “dear”y finalizas las transacciones con “lovely” o “cheers”.
  1. Dejas de provocar vergüenza ajena y realmente ahorras tiempo cuando te decantas por usar un self service en los supermercados.
  1. El Corte Inglés pasa a ser M&S, tu nuevo Decathlon donde conseguir ropa de deporte es Sport Direct, Mercadona pasa a ser Asda y los bazares chinos de toda la vida donde hay de todo y barato son 99p y Poundland.

Y no obstante y pese al tiempo que llevas:

  1. Te has espabilado con el rugby, pero desistes y ya no te esfuerzas por entender el cricket, ese absurdo juego donde todos los jugadores visten usando el mismo color, los partidos duran un día entero y se hacen pausas para tomar el té.
  1. Te sigue resultado imposible decir trabalenguas (“The Sixth sick sheik’s sixth sheep’s sick”).
  1. Sigues sin saber cómo traducir “apply”. Y no, no es aplicar.
  1. Lo único claro que tienes en nochevieja es que te tomarás las uvas.

 

Sobre el autor

Economista y abogado de formación y profesión, y curioso por vocación. Un libro pegado a un hombre, llegó a Londres por ver qué hay detrás. Analítico, pero sencillo y (demasiado) despreocupado, jamás dirá que no a un café. Lleva más de un año tecleando para EL IBÉRICO, y lo que aún le queda.

9 comentarios

  1. Que aunque todavia no sepas lo que significan sus siglas de los tipos de calificaciones (GCSEs, NVQs, ALevels, NFQs, BA, BSc, HNCs, HNDs, etc…) ya sabes que son importantes y tienes una idea de para que sirven muchos de ellos o al menos los ubicas en algun sitio en medio del espacio tiempo.

  2. Yo debo de llevar ya demasiado tiempo porque hasta me conozco las reglas y hasta me gusta el cricket. Menos mal que aun no veo el sentido de ver en la tele como juegan al billar o a los dardos. Thanks God for that!

    • ¡Buenas! ¿En serio? Yo me he esforzado con esto del cricket pero no hay manera, para mí es un deporte al que le falta ritmo. Jugarlo me aburre y verlo ya me parece una tortura, pero para gustos colores, un saludo.

  3. Holas!
    Ese mercado Tesco es de terror! Ya leí varias notas de este periódico al respecto.
    La leyenda “puede contener nueces” en los productos aqui también se estila, “puede contener rastros de soja, o frutos secos” O_O??? de qué demonios intentan protejerse los industriales? porque estan abriendo un paraguas, por si acaso.
    Superar el sentido del ridículo? imposible, ni estando allí ^^
    Cuántas formas de llamar a una calle, conocía por películas apenas la mitad de las denominaciones 😀
    Y “supply” es un accesorio, un complemento. Pero apply?
    Vaya jungla que es england, casi un circo ^__^

    • Yo siempre me pregunto lo mismo respecto a los frutos secos. Es una advertencia suave, lo suficiente para exonerarse de cualquier responsabilidad por si sucede algo, dado que han incluido la advertencia en el etiquetado, pero no tan severa como para evitar que compres el producto si se da el caso de que en lugar de alergia padeces una intolerancia no muy grave.

      Respecto a “apply”, pues sería algo así como “solicitar un puesto de trabajo”. Es uno de esos verbos sin una traducción directa al español, y se ha popularizado la traducción aplicar cuando hablamos entre nosotros. Yo de hecho descubrí ese verbo al llegar aquí, había oído hablar de “application form” antes de llegar pero desconocía que hubiera un verbo como tal. Un saludo, hasta la próxima.

Deja tu comentario