Londres implanta cámaras de vigilancia con reconocimiento facial en directo

0

Hace algo más de siete décadas que George Orwell publicó ‘1984’, pero conceptos como “Gran Hermano” o “vigilancia masiva” se hacen cada vez más presentes en nuestra sociedad. Bajo la premisa de reducir el crimen y construir un entorno más seguro, países como Reino Unido llevan años instalando cámaras de vigilancia para controlar qué sucede en las calles de sus ciudades. Los últimos avances en tecnología de reconocimiento facial han desatado la polémica y de nuevo se reabre el debate “seguridad versus privacidad”.

La capital británica, una de las ciudades con más cámaras de seguridad del mundo, vuelve a ser protagonista. La Policía Metropolitana de Londres ha anunciado que comenzará a utilizar un nuevo sistema de reconocimiento facial en directo -LFR- que podrá identificar y localizar a criminales en el acto. La medida, que ya usa la policía de Gales del Sur, se hará efectiva a partir del próximo mes.

Las cámaras de vigilancia de Londres también identificarán a personas desaparecidas

El sistema está destinado a identificar delincuentes graves pero también ayudará a rastrear a personas desaparecidas. La noticia ha reavivado la cuestión de la privacidad y las críticas no han tardado en llegar, afirmando que esta tecnología de reconocimiento facial se trata de un ataque indiscutible a los derechos fundamentales. La Policía Metropolitana ha rechazado las acusaciones y afirma que el 80% de las personas encuestadas han respaldado la medida. Se ha confirmado que este nuevo software se restringirá solo a ciertas zonas de la ciudad y no grabará de forma aleatoria a todos los viandantes.

Portavoces de la Policía Metropolitana han afirmado que se trata de circuitos cerrados de televisión que no conectarán con las cámaras ya existentes en el resto de zonas públicas. Se introducirán en el sistema imágenes de criminales graves y sospechosos que las cámaras de vigilancia se encargarán de identificar y localizar en directo mediante un algoritmo capaz de registrar características faciales únicas.

Un sistema polémico y en entredicho

Este sistema de vigilancia, implantado en países como China desde hace años, ha suscitado amplias críticas. Aún así, Londres no es la única ciudad que planea utilizarlo; Nueva York, Washington o Chicago ya están desarrollando prototipos que podrían poner en marcha próximamente. Otras ciudades como San Francisco ya han prohibido este tipo de sistemas de vigilancia. Respecto al resto de cámaras, los últimos datos advierten de un incremento en unidades. En 2025 podría haber cerca del millón de videocámaras tan solo en la capital. En total se estima que hay 6 millones de ellas, una por cada 11 habitantes.

Algunos grupos en defensa de las libertades y derechos de los ciudadanos plantean impugnar de inmediato la medida. La directora del Big Brother Watch, Silkie Carlo, ha advertido de que la medida supone “una enorme expansión del estado de vigilancia y una grave amenaza para las libertades civiles en el Reino Unido”. El alcalde Sadiq Khan respaldó la decisión, pero dijo que estaría bajo revisión constante.

Sobre el autor

Fotógrafo y periodista. Pasión por descubrir el mundo y conocer nuevas perspectivas.

Deja tu comentario