Londres tiene la última palabra sobre el desastre del Prestige

0

Arranca en Londres el juicio por el desastre ocasionado por el Prestige. En 2002 se producía una de los catástrofes medioambientales más costosas de la historia. El buque petrolero Prestige se partía en dos derramando más de 75.000 toneladas de fuelóleo en frente de la Costa gallega da Morte, al noroeste de España. El hundimiento del petrolero afectó a gran parte de la costa española, francesa y portuguesa y, finalmente, el buque se acabó hundiendo a 250 kilómetros de ella. 

El Gobierno español reclama 855 millones de euros a la petrolera británica

Los costes de limpieza y sellado del buque ocasionados por el accidente ascendían a 12.000 millones de dólares y el Gobierno español reclama ahora su parte. En total, la aseguradora del buque británico, The London Steam-Ship Owners Club, debería indemnizar con 855 millones de euros a España. Pero todo está en manos del juez del caso, Nigel Teare. De momento el juez del Tribunal Superior de Inglaterra y Gales ha calificado el caso de “llamativo y complejo”.

La Administración española exige que la aseguradora cumpla con la sentencia dictada en 2016 por el Tribunal Supremo español por la que la conocida como The London P&I Club se ve obligada a pagar esa cuota. Aun así, la aseguradora británica ha rechazado la petición alegando que en 2013, un tribunal británico leó eximía de pagar esa cantidad mediante la ratificación del juez. Al parecer el dueño del buque no había pagado las cuotas del seguro.

El juez Teare está dispuesto a reabrir algunas cuestiones del caso Prestige

El juez Teare ha hablado acerca de la disputa entre el Gobierno español y la aseguradora británica. “España quiere ejecutar una decisión del Tribunal Supremo español en Inglaterra en circunstancias donde un juzgado inglés ha determinado que el árbitro tenía jurisdicción para tomar una decisión contra España” ha determinado el juez inglés. Aun así, Teare se ha mostrado dispuesto a reabrir algunas cuestiones del caso.

Aunque la aseguradora, The London P&I Club, pretendía retrasar el juicio hasta febrero de 2021, la vista está programada para diciembre de 2020. Hasta julio ambas partes tendrán la oportunidad de enviar al juzgado todas las pruebas y argumentos que defiendan su postura.

Sobre el autor

Deja tu comentario