Los ataques contra la comunidad musulmana aumentan desde el asesinato en Woolwich

El número de ataques islamófobos ha aumentado de manera espectacular tras el asesinato del militar Lee Rigby en Woolwich la semana pasada. Según los líderes de la comunidad musulmana la reacción violenta contra las mezquitas está siendo impulsada por grupos de extrema derecha.

El número de incidentes registrados en los últimos seis días ha sido de 193, incluidos los diez asaltos a Mezquitas. El más grave fue el ataque contra el Centro Cultural Islámico de Grimsby el pasado domingo, calificado de «tentativa de homicidio». Tres bombas fueron lanzadas contra el centro cuando había gente en su interior.

Durante el último año se llegaron a contabilizar 642 asaltos, lo que supone que la media de ataques semanales se ha multiplicado por 15 tras la tragedia.

La policía ha detenido a diez individuos desde entonces, el último un hombre de 50 años sospechoso de participar en una conspiración para cometer un asesinato. Tres hombres que fueron arrestados el sábado han sido puestos en libertad bajo fianza.

Manifestantes de la EDL (Liga de defensa inglesa) se enfrentaron con manifestantes anti-fascistas este domingo. Una batalla campal en la que llegaron a volar botellas y la policía antidisturbios tuvo que intervenir varias veces para separar a los grupos rivales.

El Primer Ministro también se llevó su parte durante la marcha. «Cobarde» fue uno de los insultos que retumbaba en las calles ya que Cameron se ha tomado una semana de vacaciones para ir a Ibiza

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio