Portada | Actualidad | Economía | Los ciudadanos con menos recursos y niños, los más afectados por el plan de austeridad

Los ciudadanos con menos recursos y niños, los más afectados por el plan de austeridad

El viceprimer ministro Nick Clegg.Clegg considera «parcial» la conclusión del análisis del Instituto de Estudios Fiscales
Un estudio publicado a finales del mes de agosto revela que los ciudadanos con menos recursos económicos son los más afectados por el plan de recorte presupuestario anunciado por el Gobierno de la coalición conservadora-liberal británica a finales del mes de junio.

El estudio, elaborado por el Instituto de Estudios Fiscales (IFS, en sus siglas en inglés), ha examinado minuciosamente el presupuesto de emergencia que presentó el Gobierno y concluye que las principales víctimas de las medidas anunciadas serán las familias más pobres con niños. Concretamente, el estudio precisa que seis de cada diez hogares con pocos recursos perderán más, en términos de dinero en efectivo, que los hogares más prósperos, a excepción de un 10 por ciento del grupo de estos últimos.

«Los que perdieron menos son los hogares de activos sin niños en el 50 por ciento superior de la escala de ingresos», según el IFS. El Instituto ha justificado este dato señalando que esto «se debe a que no pierden por los recortes del gasto en prestaciones sociales y son los mayores beneficiarios del aumento de la reducción personal en el impuesto a las ganancias.»

El IFS ha cuantificado exactamente en su estudio que el 10 por ciento de los hogares más pobres dejarán de percibir 422,83 libras (unos 513,7 euros) anuales a consecuencia de los cambios impositivos y del sistema de percepción de subsidios previstos durante el periodo de la legislatura. Por el contrario, los hogares más favorecidos sólo perderán 339,12 libras (entorno 411,8 euros) anuales durante el mismo periodo de tiempo, lo que supone una diferencia de casi 84 libras anuales.

Respuesta gubernamental

El IFS dio a conocer su informe poco después de que el Gobierno en coalición británico cumpliera sus cien primeros días en el poder, un periodo en el que el Ejecutivo se ha centrado en hacerle frente al elevado déficit público del país, que alcanza el 11 por ciento del producto interior bruto (PIB), y ha estado protagonizado por la presentación del mayor plan de austeridad económica de los últimos treinta años del país.

El número dos del Gobierno británico, Nick Clegg, señaló al conocer los resultados de este informe, parcialmente financiado por la campaña Contra la Pobreza Infantil, que el Ejecutivo está «comprometido» a lograr una sociedad justa, y calificó el análisis de «regresivo».

Clegg, que cuando se dieron a conocer los resultados del análisis de IFS estaba al frente de la agenda política porque el primer ministro, David Cameron, se encontraba en su periodo de vacaciones estivales, consideró que el informe no tiene en cuenta todas las variables para llegar a esas conclusiones finales. «Este análisis del IFS es, por definición, parcial. No incluye las cosas que queremos hacer para lograr que la gente abandone los programas de ayudas del gobierno y se ponga a trabajar», explicó el viceprimer ministro.

Medidas

El Ejecutivo pretende con el plan de emergencia reducir el elevado déficit público británico que ha alcanzado la friolera cifra de 156.000 millones de libras. Entre las medidas anunciadas se encuentra un incremento del VAT (impuesto al valor añadido) de 2,5 puntos y un recorte presupuestario de las partidas ministeriales de un 25 por ciento durante cuatro años, a excepción de Salud y Ayuda Internacional. Otras, más impopulares, se centran en recortes de las prestaciones sociales.

El resultado que el Ejecutivo persigue con este plan, que según el estudio del IFS los más pobres son los más perjudicados, es que el endeudamiento público disminuya anualmente. Así, espera que este año la cifra se sitúe por debajo de las 150.000 millones de libras; en 2011 que se reduzca hasta 116.000 millones de libras, y un año más tarde, que se encuentre en 89.000 millones de libras. Para el ejercicio 2014/15 prevé que el déficit se halle ya en niveles estables, rondando las 37.000 millones de libras, según señaló el ministro del Tesoro, George Osborne, quien fue el encargado de presentar el paquete de medidas a finales de junio.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio