Portada | Montevideo | Los europeos en Reino Unido deberán pedir un carné de identidad tras el Brexit

Los europeos en Reino Unido deberán pedir un carné de identidad tras el Brexit

Los aproximadamente 3 millones de residentes extranjeros viviendo en Reino Unido deberán solicitar una tarjeta que les acredite como «ciudadano establecido» después del Brexit, según la propuesta del Ministerio del Interior británico comunicada esta misma mañana.

Un documento de 15 páginas recoge el plan del Gobierno británico como nuevo sistema para procesar las peticiones que darán a los solicitantes la misma condición de «permiso indefinido» con el fin de permanecer como ciudadanos no europeos en Gran Bretaña.

El nuevo documento de residente europeo consiste en una tarjeta de identidad que irá acompañada de un registro en la base central de datos del Ministerio del Interior. El anuncio se ha producido después de que Theresa May manifestara la propuesta del Gobierno sobre los ciudadanos de la Unión Europea que quieran permanecer en el país después de que Reino Unido abandone el bloque.

Los solicitantes de residencia permanente que ya hicieron las gestiones deberán aplicar de nuevo

Además, fuentes del Ejecutivo británico han añadido que los ciudadanos de la Unión Europea que han solicitado los documentos de residencia permanente desde que tuvo lugar el referéndum (hace ahora un año), y que se calcula que son unos 150.000, deberán aplicar de nuevo, si bien esta vez de forma más simplificada. Aquellos a los que, por otra parte, se les ha pedido que presenten una prueba de seguro de enfermedad ya no tendrán que hacerlo.

La oferta de Reino Unido sobre los derechos de los nacionales de la UE deja claro que, después de que el país haya desertado del bloque, los residentes europeos perderán su derecho de traer a un cónyuge a vivir a Gran Bretaña sin cumplir con el umbral mínimo de ingresos de 18.600 libras.

Sin embargo, tras anunciar la propuesta en la Cámara de los Comunes, Theresa May ha aclarado que los ciudadanos de la Unión Europea que habían formalizado su estado de ciudadano, tendrán los mismos derechos que los británicos para traer miembros de su familia a Reino Unido.

Aunque no especificó que esto supondrá que tengan que ganar al menos 18.600 libras como mínimo para traer a algún cónyuge a vivir en Gran Bretaña. En este sentido, los jueces de la Corte Suprema han calificado este asunto como «particularmente severo».

Según el Gobierno británico, hay beneficios a los que intentarán «dar continuidad»

Estos planes podrían afectar, por otra parte, a los ciudadanos de la Unión Europea en Reino Unido ya que pueden perder su derecho a votar en las elecciones locales británicas. También perderían la protección del Tribunal de Justicia Europeo, pues no tendrían jurisdicción sobre los derechos de los ciudadanos en Reino Unido.

No obstante, la tarjeta de residencia les dará el derecho a vivir en Gran Bretaña, emprender cualquier actividad legal, acceder a fondos públicos y solicitar la ciudadanía británica. Asimismo, la propuesta incluye garantías sobre las pensiones de Reino Unido, incluidas las cotizaciones, contribuciones en el extranjero y la posibilidad de que los ciudadanos de la UE puedan acceder a prestaciones sociales.

Por último, cuestiones como las relativas a la asistencia sanitaria, las cualificaciones profesionales y los derechos de los trabajadores por cuenta propia, se han incluido entre los asuntos que según el programa «intentarán garantizar su continuidad».

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio