Los museos más raros de Londres

En Londres puedes encontrarte con muchos de los museos más famosos del mundo, como El British Museum o la Tate Modern, pero existe un universo alternativo de museos que queremos mostrarte y que no aparecen en las guías turísticas.

 

El Museo del Crimen de Scotland Yard

Sólo se puede visitar por invitación. Los privilegiados que han podido entrar aseguran que no es apto para todos los públicos. También conocido como el Museo Negro, se divide en dos salas, una dedicada a la actualidad y otra con contenido del siglo XIX.

Hay una zona dedicada solamente a Jack el Destripador, pero también  armas homicidas, fotos siniestras e incluso partes de cuerpos humanos.

Si estás interesado tienes que enviar una solicitud aScotland Yard, aunque ya avisamos que dan preferencia a todo aquel que alegue que desea hacer la visita por motivos de formación.

 

El Museo del Abanico de Londres

Localizado en Greenwich es posiblemente el único del mundo dedicado solamente a los abanicos. Si lo visitas encontrarás ejemplares que datan del sigo XI. El abanico español no podía faltar, y hay muchos expuestos entre los 4.000 que acoge el museo.

 

Museo de las Marcas, Envases y Publicidad

Localizado en Notting Hill, este encantador museo acerca al visitante más de 12.000 objetos originales, desde juguetes hasta golosinas. Se ha creado todo un universo de productos domésticos, la mayoría de marcas mundialmente conocidas. Desde el siglo XIX que se están reuniendo todos estos objetos y lo siguen haciendo al día de hoy.

 

Museo de los Bomberos

En 1666 Londres sufrió un gran incendio que duró tres días y se convirtió en una de las mayores calamidades de la historia de la capital británica. En el Museo de los Bomberos podrás descubrir toda la historia y el drama que supuso esta tragedia para muchos londinenses.

En la colección podrás ver el tipo de aparatos y objetos que utilizan los bomberos en la lucha contra las llamas. Para poder visitar este espacio tienes que concertar una cita.

El museo se encuentra en la que era la antigua casa de Eyre Massey Shaw, el primer oficial de bomberos de la Brigada de Bomberos de Londres.

 

Museo de Sherlock Holmes

Está en el 221b de Baker Street, como en las novelas de Sir Arthur Conan Doyle, y su interior es una réplica perfecta de la casa del detective más famoso del mundo. Todo está pensado al más mínimo detalle, desde los muebles hasta los objetos. El último piso esta dedicado a esculturas de cera, entre ellas la de Moriarty, el eterno enemigo de Holmes.

Esto no es todo. Si quieres descubrir otros atípicos museos y lugares de la capital inglesa, te animamos a que descubras en el siguiente enlace los museos más inusuales de la ciudad del Támesis.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio