Portada | Actualidad | Los presos de ETA no tendrán que pedir perdón a las víctimas

Los presos de ETA no tendrán que pedir perdón a las víctimas

El Gobierno español establece un nuevo plan encaminado a la reinserción de terroristas. Para ello, según afirman fuentes del Ministerio del Interior, los presos sólo tendrán que dejar por escrito una renuncia a la violencia y abandono de la organización terrorista. Así, podrán acceder a una especie de «educación para la ciudadanía» en los recintos penitenciarios, lo que facilita el acercamiento de los criminales a las cárceles del País Vasco.

Anteriormente, el acceso a estas prisiones se realizaba en caso de que los terroristas se hubiesen desvinculado de la banda y además hubiesen pedido perdón a las víctimas. Con este nuevo plan, este último requisito se pierde.

De esta manera, el Ministerio llevará a cabo un proyecto destinado a etarras, grapos y yihadistas (aunque admiten que no es lo mismo un terrorista de ETA que uno perteneciente al último grupo). Se trata de un programa voluntario en el que se espera que se sumen el mayor número de presos de ETA posible.

No hace mucho, el Gobierno de los populares insistía en una política firme y dura contra el terrorismo, apelando a un endurecimiento del Código penal, con el cumplimiento íntegro de las condenas. Sin embargo, tras la subida al poder, se alega un mensaje de «generosidad e inteligencia».

Aquellos internos que se sumen a la iniciativa podrán disfrutar de «aulas» en las que se les instruirá en un programa de «educación para la ciudadanía». Los presidiarios podrán acceder a una formación que les facilite su inserción en la vida laboral una vez recuperada su libertad y podrán ser trasladados a cárceles próximas a sus domicilios. «La reinserción se puso en marcha, entre otras cosas, para dificultar el control de los presos por parte de la banda terrorista, por lo que si se desvinculan de ella ya pueden ser agrupados en cárceles próximas a su domicilio», afirman desde Prisiones.

Hoy en día las cárceles de España cuenta con más de 500 presos de ETA, una treintena de terroristas de GRAPO, 50 islamistas y menos de 400 individuos relacionados con la delincuencia organizada.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio