Los pubs británicos, en peligro de extinción

Los míticos pubs británicos, emblema del país y lugar de reunión de muchos para ver el fútbol o hacer la cerveza after work, están en peligro de extinción.

Según el diario digital ‘El Confidencial’ desde la crisis económica de 2008, 7.000 pubs han bajado sus persianas en Reino Unido y la Guía de Buenos Pubs 2014 ha anunciado además que otros 4.000 podrían servir la última ronda este año.

Reino Unido sin sus pubs parece un escenario imposible. «Los pubs serán siempre populares. Son una institución emblemática y de vital importancia para las comunidades. Forman parte de nuestro modo de vida y nuestra industria turística. Estamos viviendo un ajuste debido a que la demanda de los clientes más baja, pero todavía tenemos cerca de 50.000 repartidos en todo el país», explica a El Confidencial Neil Williams, portavoz de British Beer & Pub Association.

Uno de los motivos de este descenso es que muchos están «atrapados en la década de los 80, con un servicio y un menú que deja bastante indiferente», según el citado diario. También ha influido la ley antitabaco y el impuesto sobre la cerveza, tres veces más alto que en España. Por culpa de su elevado precio, el consumo de cerveza entre los británicos ha descendido un 23% en la última década.

El Gobierno, conocedor de este dato, decidió aprobar en 2012 una nueva legislación para que los pubs fueran designados «un activo de valor para la comunidad», un estatus que proporciona un grado de protección ante una posible demolición y ayuda a los vecinos a comprarlos.

Brandon Lewis, diputado conservador responsable de Pubs y Comunidades, una oficina que depende del departamento de Comunidades y Gobierno Local comenta a El Confidencial: «Nos gusta pensar que el pub es relativamente único a nivel internacional, algo muy nuestro, muy tradicional», y añade: «Son realmente importantes, no sólo porque en ellos se reúne la gente, sino porque constituyen el punto focal para la recaudación de fondos para la comunidad, para el club de fútbol local, para la clase de danza, para el café de la mañana de las madres».

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio