Portada | Actualidad | Los supermercados británicos confunden al consumidor con ofertas falsas

Los supermercados británicos confunden al consumidor con ofertas falsas

Las principales cadenas de supermercados en el Reino Unido utilizan prácticas engañosas para asignar los precios de sus productos, donde el principal perjudicado es el consumidor, según las conclusiones obtenidas en una investigación de la Competition and Markets Autority (CMA), agencia encargada de supervisar el mercado y asegurar la libre competencia.

Para ello, una serie de recomendaciones dirigidas a mejorar la transparencia y estandarizar  la forma que tienen los supermercados de fijar precios de los productos serán puestas a disposición de los consumidores. Así se pretende separar la publicidad engañosa de las verdaderas ofertas.

Una investigación parcial

La investigación se inició tras una demanda de la agencia de protección del consumidor Which? en la que se advertía de prácticas engañosas de fijación de precios destinadas a confundir al consumidor. Según esta plataforma, las ‘superofertas’ se han vuelto más comunes en los últimos 12 meses debido a la irrupción de nuevos supermercados como Aldi o Lidl, que suponen una competencia extra para Asda, Sainsbury’s o Tesco (los principales investigados)

Por su parte la CMA no se va a dedicar a monitorizar todo el mercado. La práctica no parece ser generalizada y los minoristas sí que están cumpliendo seriamente la ley. Según Nicha Arora, una portavoz de esta agencia, en declaraciones a la BBC : «aunque los supermercados quieren cumplir la ley y los consumidores disfrutan de una gran gama de productos, con un 40% de los gastos corporativos dedicados a publicidad y promoción, aún quedan áreas donde la negligencia o la mala praxis pueden confundir al consumidor».

¿Cómo lo hacen?

La querella identificó cuatro áreas problemáticas clave: ‘superofertas’ potencialmente engañosas, precio por unidad, coincidencia de precios (fijación de precios acordada entre grandes superficies) y el cambio de tamaños de los envases (reduciendo el tamaño del envase y la cantidad del producto a la vez que se promociona como una oferta).

Los ejemplos ofrecidos por Wich? son ilustrativos.  La forma más recurrente es el Was/Now , cuando en realidad no hay variación del precio del producto, o también el precio referencia en gramos o litros  sin un patrón consistente entre productos similares que justifique el cambio de unidad de medida.

https://www.youtube.com/watch?v=mHhCt8V0ZXM

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio