Los trabajadores migrantes corren un mayor riesgo de esclavitud moderna en Reino Unido

trabajador caja de tomates
Un trabajador con una caja de tomates. / Imagen: Depositphotos.com.

Una investigación publicada por The Guardian ha revelado que los visados creados con prisa para cubrir la escasez de mano de obra tras el Brexit han dejado expuestos a los trabajadores migrantes a un mayor riesgo de esclavitud moderna y explotación. El informe, elaborado por una coalición de destacadas universidades y organizaciones benéficas, destaca que las estrictas condiciones de los visados agrícolas y asistenciales, diseñados después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, están generando situaciones de «hiperprecariedad» y aumentando la vulnerabilidad de los trabajadores a la explotación.

Desde el Brexit, los trabajadores agrícolas y los empleados de residencias de ancianos han accedido a Gran Bretaña a través de visados de tiempo limitado, sujetos a condiciones rigurosas, según resalta el estudio. Los investigadores han detectado que estos trabajadores enfrentan problemas significativos relacionados con deudas y deducciones salariales debido a tarifas de contratación ilegales, así como a costos asociados con viajes, formación, alojamiento y elevadas tasas de visado. Además, muchos son víctimas de engaños por parte de intermediarios que distorsionan las condiciones y la duración del empleo ofrecido.

Expertos señalan que la vulnerabilidad de los trabajadores migrantes se ve exacerbada por un clima hostil, ya que el temor a represalias migratorias disuade a muchos de denunciar maltratos o explotación a las autoridades.

La doctora Inga Thiemann, de la Universidad de Leicester, líder del equipo de investigación, advierte sobre el alto riesgo de explotación laboral y servidumbre por deudas asociado a ambos tipos de visados. Destaca que el Brexit ha incrementado la vulnerabilidad de los trabajadores, quienes antes podían denunciar abusos sin temer perder su estatus migratorio.

«En el sector de la asistencia, vemos que muchos trabajadores no denuncian, incluso cuando sufren graves abusos laborales, por miedo a perder su empleo y enfrentarse a deudas impagables», comenta la doctora Thiemann.

Por su parte, un portavoz del Ministerio del Interior declaró a The Guardian que no toleran actividades ilegales en el mercado laboral y que tomarán medidas firmes contra prácticas abusivas. En respuesta a las preocupaciones sobre el sector de la asistencia, el portavoz mencionó que los proveedores de Inglaterra solo pueden patrocinar a trabajadores migrantes si realizan actividades reguladas por la Care Quality Commission.

Sigue el canal de El Ibérico en WhatsApp, donde encontrarás todas las noticias de Londres y el Reino Unido.

Mantente informado: Suscríbete a nuestra newsletter gratuita para recibir las últimas noticias, eventos, conciertos y promociones de Londres y el Reino Unido.

Imagen: Depositphotos.com.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio