Madrid y Londres unidas intelectualmente

Goldsmiths y Matadero Madrid inician un programa de investigación conjunto

El Centro de Estudios Poscoloniales de la prestigiosa universidad londinense Goldsmiths acaba de presentar en la capital española un proyecto que llevará a cabo de manera conjunta con el centro de creación Matadero Madrid. Este proyecto consiste en la creación de una red de investigadores interesados en el análisis de las más recientes teorías poscoloniales. Esta red cubrirá tanto los aspectos teóricos desarrollados en el campo de la antropología, sociología o política, como las prácticas artísticas –música, artes visuales– y curativas. Según Manuela Villa, directora de contenidos de la institución madrileña, el programa se inscribe dentro del nuevo marco sobre pensamiento contemporáneo que Matadero va a desarrollar en su próximo ciclo formativo.

Durante la década de los 70, la cuestión colonial ocupó un lugar destacado en los debates académicos, que darían lugar a los llamados Estudios Poscoloniales. Su principal objetivo era explicar los efectos de las culturas dominantes sobre los países colonizados, así como los distintos tipos de interrelación existente entre las sociedades colonizadas y las colonizadoras. Como postura crítica, el post-colonialismo no solo analiza las reacciones a la herencia colonial -la perpetuación de las imágenes de los colonizados como seres inferiores- sino que además reclama para los países que han sufrido procesos impositivos tanto el reconocimiento de una identidad propia, como su incorporación efectiva a la universalidad del mundo occidental.

En términos generales, se podría decir que el origen teórico de los estudios poscoloniales data de 1978, de la mano de Edward Said, profesor palestino de Literatura Comparada en la Universidad de Columbia, quien publicó Orientalismo, un libro en el que desmontaba, con implacable rigor, los mecanismos imperialistas de fabricación de «el otro» y que se han forjado en el pensamiento colonial occidental desde finales del siglo XVII. Inspirado por estas teorías, en 1980 surge en India el Subaltern Studies Group, un grupo de académicos sudasiáticos interesados en las sociedades poscoloniales y post-imperiales. El grupo, fundado por Ranajit Guha, lo conforman, además de Said, intelectuales como Hommi Bhabha o Gayatri Spivak, considerados como los verdaderos precursores de las teorías poscoloniales. La palabra «subalterno» es una alusión al término acuñado por el teórico marxista Antonio Gramsci (1891–1937) para referirse a cualquier persona o grupo considerado de inferior rango debido a su raza, clase social, género, orientación sexual, etnia o religión. Tras la formación de grupos similares en Estados Unidos en 1993 y en Latinoamérica en 1998, las teorías poscoloniales entrarían a formar parte de los llamados Estudios Culturales, en cuyas disciplinas Goldsmiths ha sido una de las universidades pioneras en toda Europa. Su Centro de Estudios Poscoloniales, co-dirigido por los teóricos Sanjay Seth y Michael Dutton, cuenta con áreas de investigación sobre India, África, Japón y China. La intención del referido proyecto es sumar a estas líneas de trabajo tanto a España como a América Latina, grandes protagonistas de la etapa colonial.

El proyecto, promovido por ambas instituciones, se denomina Decolonizing knowledge and aesthetics (Descolonizando conocimientos y estéticas) y trata de impulsar de manera conjunta las teorías poscoloniales con las prácticas artísticas actuales. El programa parte con la formación de este grupo de investigadores, seleccionados en parte a través de una convocatoria abierta a nivel nacional y en parte por la invitación directa a distintas personalidades, artistas o colectivos más representativos de la escena creadora española. El grupo está formado por 25 miembros, que en una primera fase asistirán a los seminarios organizados desde Goldsmiths, en su mayoría impartidos por profesores e investigadores asociados del citado centro. A partir de ahí, se formarán distintos grupos de trabajo que serán los encargados de la puesta en marcha de proyectos conjuntos a realizar entre Londres y Madrid, para culminar con una presentación pública de sus trabajos al final del proyecto, dentro de dos años. Entre las actividades que hay previstas se contempla la organización de cursos, elaboración de publicaciones, residencias de artistas y comisarios y la organización conjunta de exposiciones con creadores emergentes.

Matadero Madrid es uno de los centros más reconocidos de prácticas y producción contemporánea de la cultura española. Según Villa, con este acuerdo su institución pretende abrir una puerta a los jóvenes investigadores, artistas y comisarios españoles que quieran participar de los métodos de una de las universidades más reconocidas del Reino Unido. Recordemos que fue en Goldsmiths donde se formaron creadores tan relevantes como la diseñadora Mary Quand Lucian Freud, Steve McQueen o el polémico Damien Hirst, cuya celebrada muestra Freeze, siendo todavía estudiante, fue precursora de los YBAs (Young British Artists), un grupo heterogéneo de creadores emergentes que rompió la hegemonía artística estadounidense, ya que desde su aparición se extendió la certeza de que las artes plásticas británicas estaban conquistando el mundo.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio