Mas advierte de ‘divorcio’ si el Gobierno rechaza el futuro pacto fiscal

El líder nacionalista explica al diario británico Financial Times sus intenciones de que Cataluña tenga la «responsabilidad de sus propios impuestos»

 El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, sigue dando que hablar en la capital británica con sus últimas declaraciones en una entrevista concedida al tabloide Financial Times.

Haciendo acopio de las propuestas nacionalistas, Mas aseguró en el rotativo financiero de «un divorcio entre Cataluña y España», si el Gobierno de Mariano Rajoy rechaza el pacto fiscal. Este llegará a manos de Rajoy en 2012 o principios de 2013, según las declaraciones del mandatario. Una negativa a este pacto, traería como consecuencia el independentismo, dijo Mas.

Hacer de Cataluña un Estado como lo son Finlandia, Dinamarca u Holanda, es lo que defendió Artur Mas en la entrevista donde dejo claro que «queremos ser la Holanda del sur». El mandatario catalán que puso a esta última como ejemplo a seguir, la calificó de «ser una sociedad muy abierta, con una base industrial fundada por el esfuerzo en innovación y ciencia». 

«Cataluña no puede seguir soportando el drenaje fiscal actual, que equivale a un 8% o 9% del PIB cada año»

El presidente de la Generalitat que con estas declaraciones internacionaliza las intenciones de Cataluña, realizó similitudes entre la comunidad autónoma y Escocia, desde donde se reclama un referéndum secesionista, aunque destacando que Cataluña tiene un mayor peso en el PIB español que Escocia en el Reino Unido. En las páginas del Financial Times, el líder autonómico defiende que «Cataluña no puede seguir soportando el drenaje fiscal que tenemos actualmente, que equivale a un 8% o 9% del PIB cada año», por lo que se plantean otras medidas de fiscalización «un proyecto a corto plazo que es la soberanía fiscal».

El plan que se quiere llevar en marcha desde el Gobierno de Mas es obtener un pacto fiscal para permitir a Cataluña tener «la responsabilidad sobre sus propios impuestos y reducir a la mitad las transferencias que debe pagar al Gobierno central en servicios de defensa o fondos de solidaridad». Así lo expresa el rotativo británico donde también se muestran los sentimientos de la sociedad Catalana.

Más allá de lo económico

Con la advertencia de que «el estatus quo no funciona», Mas dijo que a pesar de «existir una parte de la gente que está a favor de la independencia, si España nos ayuda, la sociedad catalana no estará en contra de pertenecer a ella». Si en el caso contrario España niega «el respeto y el apoyo a Cataluña, el sentimiento de que la comunidad necesita su propio estado, el secesionismo continuará creciendo». Según el líder autonómico la segmentación en la sociedad catalana entre los que apoyan la independencia y los que se oponen a ella es una realidad, por lo que para Mas «la secesión es un objetivo poco efectivo a corto plazo». Al paso de estas declaraciones explicó que su propuesta de pacto fiscal o concierto económico se asemejan al estilo que tienen en País Vasco o Navarra, donde se cuenta con un mayor apoyo. Una opción a medio camino entre la situación actual y la independencia total.

Artur Mas señaló la existencia de un creciente divorcio entre España y Cataluña ya que «de forma continua y repetida los catalanes tienen la sensación de que no se nos respeta en términos de identidad o de lengua y que no se nos ayuda en temas sociales y económicos».

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio