Las medicinas para la tos no son efectivas, según investigadores suizos

0

Llega el otoño y los resfriados, la gripe y, también, la tos son algunos de los síntomas más evidentes que experimentan cientos de miles de británicos. Las visitas al GP – médico de cabecera – aumentan. La compra de medicinas se dispara. Sin embargo, los especialistas revelan que la mayoría de jarabes para la tos no funcionan. Lo que es peor, uno de cada siete pacientes que toma estas medicinas experimenta efectos secundarios tras la ingesta de estos productos.

No hay evidencia de que las medicinas para el catarro tengan un efecto beneficioso. Los jarabes tampoco ayudan en la mayoría de los casos a acabar de forma más temprana con la sintomatología. Para colmo, un estudio ha revelado que además de que estos remedios sean ineficaces, tienen efectos secundarios negativos. Éstos los sufren muchos pacientes. En concreto uno de cada siete personas que usa estas medicinas sufre las consecuencias derivadas de tomar estos jarabes.

Los medicamentos para la tos, dinero y colas para el NHS

Los medicamentos para la tos le cuestan alrededor de 100 millones de libras al sistema nacional de salud: NHS. Es más, estas condiciones médicas originan una pérdida en la economía nacional de 1 billón de libras al año. Las causas se sitúan entre baja productividad y los días de baja que se toman los empleados. En todo el mundo se estima que se destinan más de 3.1 billones de libras en la compra de medicinas contra la tos. Sin embargo, a pesar de las cifras, las dudas sobre la eficacia de estos medicamentos persisten.

Un equipo de investigadores suizos ha demostrado que la ingesta de jarabes para la tos no significaba una mejoría en la sintomatología del paciente. Tampoco aceleraba el tiempo de cura. El Dr Benjamin Speich, de la Universidad de Basel, pone en cuestión los beneficios de los medicamentos para estas dolencias. El investigador helvético sugiere que los pacientes pueden ver una mejoría en la sintomatología sin una medicación. A pesar de ello, los centros sanitarios de atención primaria se llenan de pacientes que presentan resfriados, informa el British Journal of General Practice.

Sobre el autor

Deja tu comentario