Algunas mujeres no se sienten seguras en el transporte público londinense

0

Una de cada tres mujeres afirma ser objeto de atención no deseada en el transporte público. El pasado año la mayoría de estas víctimas sintieron que no podían hacer nada para remediar esta interés indeseado. “Estaba en la parada del autobús después de una fiesta en el oeste de Londres, y un hombre se acercó a mí, y empezó a masturbarse”, relataba una de las víctimas.

El 28% de las mujeres que han usado el transporte público en los últimos 12 meses ha experimentado miradas injustificadas. Según esta encuesta también han sufrido algún tipo de comentarios sexuales, silbidos o contacto físico. Más de la mitad de estas víctimas intentan ignorarlo si creen que no hay nada que puedan hacer. En la encuesta realizada por la compañía D-CYFOR también se abordaba el tema de la seguridad en el transporte. El 73% de ellas decía sentirse segura, mientras el 26% argumentaba sentirse ni segura ni insegura. Estos datos revelan que las mujeres se sienten un 16% menos seguras que los hombres al usar el transporte público.

Por el buen camino

Para evitar que se produzcan este tipo de situaciones e incluso para pedir ayuda se han creado muchas aplicaciones o técnicas que ayudan a las mujeres que están en peligro.manos de ayuda

Angela te protege

Esta aplicación ayuda a prevenir la violencia de género con dos botones simples: ‘Vuelta a casa segura’ o ‘Botón antipático’. Además de eso, cada vez mas establecimientos y lugares públicos son las que conocen el código secreto de Ask for AngelaEsta iniciativa es una señal de advertencia por si algo está saliendo mal o te sientes incomoda. Es muy fácil le haces un gesto a una persona para que te saque de esa situación, de esta manera pretende concienciar a la sociedad sobre el acoso sexual.

Laudrive

Esta app llega con las denuncias por acoso y abuso de algunos conductores de Uber o Cabify. En este contexto nace Laudrive, un servicio de transporte privado y exclusivo para mujeres, incluyendo a todas las conductoras.

Sobre el autor

Deja tu comentario