Hasta £5.000 de multa por cantar en el coche en Reino Unido

0

Estás en un atasco en el centro de Londres. Llegas tarde al trabajo. Se te ocurre la genial idea de poner tu disco favorito a todo volumen y empezar a cantar a pleno pulmón uno de sus temas. Pues a partir de ahora hay que hacerlo con cuidado, porque pueden ponerte hasta £5.000 de multa por cantar en el coche en Reino Unido si se considera ‘demasiado alto’.

Todo cántico que potencialmente distraiga tu atención de la carretera, puede ser clasificado como ‘descuido’ al volante, abriendo la posibilidad de poder ser multado por conducir “sin el debido cuidado ni atención”, según ha reportado el Mirror Online. Además, estas normas se aplicarán no sólo a los conductores sino también a los pasajeros. Por ejemplo, para los hinchas del fútbol, cuidado, porque cantar un gol de forma desmedida puede significar que el conductor tenga que prestar más atención al gol que a los límites de velocidad contenidos en el código de circulación, lo que puede acarrear multa.

Si hay pruebas, hay multa

Según la empresa de alquiler de vehículos de alta gama Select Car Leasing, “cualquier grabación o testimonio de un agente de policía que pruebe que un conductor estuviera bailando o cantando antes de un accidente, puede terminar en juicio por conducción temeraria”. Según su director Mark Tongue, las multas pueden llegar hasta las £5.000 y un retirada de 9 puntos del carnet de conducir en los casos más extremos.

Esta norma también repercute a los motoristas, ya que se considera que si se canta demasiado alto, puede impedir al motorista escuchar a vehículos de emergencia acercarse. También es verdad que todos estos casos, en su gran mayoría se multarán si resultan en accidente. Aunque algunos casos, como conducir con la música ‘demasiado alta’ en el coche, puede costarnos una multa de £100. En definitiva, siempre y cuando se te pille in fraganti cantando o bailando, se te podrá penalizar por ello.

 

 

 

 

Sobre el autor

Periodista amante de la música y el deporte. Actualmente en Londres.

Deja tu comentario