Notable alto para Benítez

El Chelsea se proclama de nuevo campeón de un título europeo. En esta ocasión ha sido la Europa League tras imponerse al Benfica por 2-1 en un final de infarto.

Fue Torres quien se encargó de adelantar a los blues durante el partido de ayer mientras que Cardozo empató en encuentro a los pocos minutos. El encuentro se mantuvo así hasta que Ivanovic, en el tiempo de descuento, deshizo la igualada con un cabezazo en el segundo palo tras un saque de esquina de Mata. Pero más allá de lo que sucedió en el partido en sí mismo, parece un buen momento para analizar la temporada (o el tramo de la misma) de Rafa Benítez al frente del conjunto londinense.

Y es que el técnico madrileño llegó a Stamford Bridge por la puerta de atrás. Abucheado por su afición desde el primer día y exigido en una plantilla no confeccionada a su medida, ha cumplido los objetivos marcados por Abramovic en el momento de su contratación a pesar de que Benítez llegó a un Chelsea con unos problemas internos tremendos y con una dinámica de partidos perdidos y de mala imagen difícil de gestionar.

Pues bien, el entrenador madrileño ha ido adaptando al equipo a una nueva dinámica de trabajo dentro de los desequilibrios existentes en algunas zonas de la plantilla y lo cargado del calendario, ha gestionado los egos de la mejor manera posible dejando incluso el camino allanado para un posible relevo generacional y, sobre todo, ha ganado y ha competido siempre hasta el final.

Ha situado al equipo tercero con la Champions asegurada a falta de una jornada para el final siendo una de las mejores apuestas en la premier league de los últimos meses, llegó a las semifinales de la FA Cap eliminando al Manchester United y cayendo frente al Manchester City, y de la Capital One Cup donde cayó frente al campeón. Y, finalmente, ha guiado a su equipo a levantar un nuevo título europeo, esta vez la Europa League.

También hay que ser justos diciendo que el Chelsea no es el equipo que mejor juega de Europa. Tampoco tiene los mimbres necesarios, especialmente en el centro del campo. Por esto, llegando con la temporada empezada, sin haber podido hacer una planificación de la misma y de las incorporaciones al inicio y con las dificultades a las que le ha sometido la afición, tiene un mérito tremendo el haber mantenido vivo al Chelsea en las tres competiciones de eliminatorias hasta el final y clasificarle entre los cuatro primeros con la tercera plaza en la mano.

En su debe está la derrota en la final del Mundial de clubes. Aun así, creo que Benítez ha recuperado su crédito y se vuelve a colocar como uno de los técnicos más laureados del fútbol español.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio